Espiral: El Juego Del Miedo Continúa

Emiliano Caballero

La franquicia de “Saw”  es una de las más reconocidas, citadas, parodiadas y principalmente aterradoras del cine de los últimos tiempos.

Inventó  una nueva variante del subgénero slasher conocida como “Torture porn” (Porno-tortura) que inicia con la ya clásica “Saw” (2004). Dirigida por James Wan y Leigh Whannell antes de que estos dos fueran las mentes maestras detrás de futuros éxitos de terror venideros, tales como la saga de “Insidious”, “El Conjuro”; “El Hombre Invisible” etc.

La saga de “Saw” inspiraría un montón de trampas y viseras que nos tendrían al borde del asiento los siguientes años con sus 8 asombrosas entregas.

Por un tiempo parecía que la saga moriría completamente tras la octava entrega.  Eso hasta que nuestro protagonista y productor ejecutivo Chris Rock decidiera revivir el espíritu del juego con un nuevo villano, y con ello un nuevo ethos: castigar policías corruptos.

“Espiral: El Juego Del Miedo Continúa” (2021) es la novena entrega de la franquicia, un retorno a las raíces de la saga original que todos amamos, siendo este primero un thriller y en segundo un slasher. Usando sus trampas con metodología y justificación y tomándose su tiempo para desarrollar personajes que nos importen.

La entrega sigue la misma fórmula típica de “Saw” en la que las personas tienen que sobrevivir pruebas de tortura para salvarse a sí mismos y que en la mayoría de los casos termina en una muerte trágica, mientras alguien más, normalmente un detective intenta detener la operación entera antes de que sea demasiado tarde.

Dirigida por Darren Lynn Bousman, quien ya había dirigido “Saw” partes 2, 3 y 4. El concepto de la cinta proviene de una idea del protagonista Chris Rock, un policía desilusionado y narcisista trabajando por ser respetado por sus colegas en la oficina, quien se ve involucrado con un asesino copia del Jigsaw original quien lo vincula personalmente en sus motivos de asesinato.

“Espiral: El Juego Del Miedo Continúa” (2021) mejora la saga en muchos aspectos, aunque también cae en algunas de las mismas trampas y errores de sus predecesoras. Tiene mucho dialogo insípido y simplemente erróneo desde el punto de vista de un guionista y de credibilidad en las profesiones que vemos en pantalla, en este caso policías. Expresiones trilladas y cliché, flashbacks innecesarios para explicarnos lo que acabamos de ver tan solo minutos atrás y algunos hoyos argumentales que no les echare a perder.

Aun así, por cada tropiezo que esta película da, toma dos más al frente y hace de la cinta una de las mejores entregas de toda la franquicia. Tiene escenas que fluyen con mejor ritmo que en entregas anteriores. La trama es sólida, significativa y todo tiene un look más cinemático gracias al trabajo de fotografía de Jordan Oram.

 Una cinta de terror con tintes sociales y políticos que se adaptan a los nuevos tiempos, con nuevos cambios que te harán retorcer y dudar al mismo tiempo sobre a quién estas apoyando.

Espiral no es exactamente Jigsaw,  pero sí que te hará revivir los mismos sustos con un nuevo villano, prepárense para jugar.

Añadir un comentario