“Wrath Of Man” (“Justicia Implacable”)

– Emiliano Caballero

Definitivamente “Wrath Of Man” (“Justicia Implacable” o “Despierta La Furia”, 2021) no es una típica cinta de Guy Ritchie. Lejos ha quedado el antes apodado “Tarantino Británico” con su rudeza ligera, humor y diálogos ingeniosos.

Una película que recuerda más a “Heat” (1995) de Michael Mann que al estilo idiosincrático del director como veíamos en obras tales como “Snatch” (2000).

Lo mismo se puede decir sobre Jason Statham, su carrera dejo atrás los personajes ocurrentes y carismáticos para enfocarse en un prototipo de figura de acción caradura desde hace tiempo, y “Wrath Of Man” no es la excepción.

Jason Statham cabe perfectamente bien en su rol del misterioso H. Un personaje con un oscuro pasado y un presente ambiguo, más un personaje de thriller que uno de acción, altamente intimidante.

Basada levemente en el argumento de la cinta francesa “Le Convoyeur” (2004), “Justicia Implacable” (Wrath Of Man) inicia como si fuese a ser del típico género acción-comedia y al  avanzar se volverá más oscura conforme se desarrolla la trama y nueva información nos es revelada.

La estructura no linear puede ser un poco confusa en ciertos momentos, no por nada nos ponen los meses trascurridos en pantalla. Pero al final esto no distrae demasiado y sostiene su estructura junto a los puntos narrativos de forma idónea.

Una cinta solida e inusual para un Guy Ritchie al que muchos no nos hemos acostumbrado aún, uno que se ha alejado de sus raíces salvo su último intento en “Los Caballeros” (2019), cinta lanzada directo a Netflix donde recuperaría brevemente su esencia.

Un salto de madurez para Ritchie quizás. Al final es una película de atraco suspensiva que lidia con conflictos sobre la masculinidad en tiempos civilizados; el lado animal, salvaje y supervivencial de las personas; la traición y tragedia familiar; y una cantidad inmensa, pero INMENSA con letras mayúsculas, de disparos durante el último acto.

Con la adrenalina al máximo y la ejecución cinematográfica al cien. Guy Ritchie y Jason Statham van juntos como pan y mantequilla, una dupla que no decepciona a nadie.

Añadir un comentario