En México parece que creemos más en la celebración de la vida que en la tristeza por la muerte. Tal vez es por eso que Sensor decidió, ante el 36 aniversario luctuoso del fallecimiento de Rockdrigo González, lanzar un cover muy a su estilo de una de las canciones más icónicas del “Profeta del Nopal”: