Entrevista con Susanne Smolinska | Un “Blues sin salida” y el valor de quiénes somos

Hay voces que, unidas, logran hacer que una canción cobren fuerza y ese es el caso de Blues sin salida. Esta canción fue compuesta e interpretada por Susanne Smolinska, y en él contó con la colaboración del cantante, músico y productor José Antonio de la O. Es gracias a esa mezcla que Blues sin salida adquirió más fuerza y sensualidad y, ante un lanzamiento así, decidimos hacerle una entrevista a Susanne Smolinsa.

¿Qué te provoca este, tu primer lanzamiento del 2022? 

“Blues sin salida” es un tema que compuse. Siempre es difícil elegir el primer tema del año, ¿no? Y, sobre todo, este es un año medio complejo con todo este tema de la pandemia y demás. Hubo mucha, mucha creación de música a finales del año pasado, entonces teníamos muchos temas en puerta y, bueno, generalmente las fechas navideñas son para lanzar villancicos y cosas así. Entonces escoger una buena fecha, escoger un buen tema siempre te pone a pensar mucho lo que quieres alcanzar.

Blues sin salida me emociona muchísimo. Es una canción sensual. Desde la portada, desde la letra, es una canción que a mí, en lo personal, me fascina porque es dejar a veces lo que eres. Eso es de lo que trata la letra: esa chica soñadora, esa chica que vive de la ilusión. “Dejé de buscar unicornios”, dice, “dejé de poner mis manos en tu cintura”. Pero realmente la escribí yo en base a la parte más importante, o sea, “o te decides conmigo o me olvidas para toda la vida”.

Hacerla en colaboración con José Antonio de la O, digo, fue increíble. Es un chico sexy, es un chico talentoso, un vozarrón… creo que no se pudo tener un mejor comienzo de año que con el talento de José Antonio de la O, precisamente para Blues sin salida. Me encantó comenzar con este tema y está teniendo un alcance muy bueno, un recibimiento padrísimo, a la gente le ha gustado, y es esta mezcla de blues y soft rock lo que creo que ha atraído mucho al público.

¿Cómo decidiste convertir a José Antonio en tu cómplice en esta canción? ¿Qué fue lo que te hizo decir “él es la voz indicada para darle vida a este tema conmigo”?

¿Sabes? Cuando uno busca quién puede ser esa segunda voz para una canción que compone son muchas cosas. No es nada más la voz, es la intención que le pone, es el ímpetu, el alcance. Desde la parte física, emocional, anímica, todo. Tienes que involucrar todo. Es un trabajo complejo porque buscas varias opciones y piensas y te viene a la mente una y otra persona y salen y salen cosas; pero a veces haces pruebas y, generalmente, cuando trabajamos con alguien siempre lo tratamos de escuchar primero: sus canciones, sus voces, pero ya puestas sobre la canción porque hay gente muy talentosa, con canciones increíbles, con voces padrísimas, pero precisamente para la canción que estás buscando no queda, ¿no? Hay algo que no hace clic y, finalmente, la química.

Cuando pensamos en José Antonio de la O me gusta su voz, me gusta su físico para esta canción. Me llamó muchísimo la atención para la letra de esta canción y pues lo primero es la química, es el clic. Cuando platicábamos sobre la canción y yo le decía “Bueno, yo estoy pensando en esto, en estos cambios, en este tono, en esta intención aquí” y él me decía “Sí. Y esto lo puedes cambiar acá y entonces le subimos y aquí la bajo”, y ese clic fue mágico, fue especial. Bastó esa vez para decir “es él”.

Me encanta cómo hace la voz en algunas partes del estribillo, cómo la hace delicada al principio, cómo la hace fuerte en las partes finales. Eso le da otra intención a la canción y eso fue lo que me encantó en José Antonio de la O y creo que se logró el sentido de la canción gracias a esta colaboración con él. Definitivamente no hubiera sido lo mismo si hubiera sido con una sola voz o con alguien más. Definitivamente él la hizo mágica, la hizo rockerona, la hizo fuerte, la hizo sensual, que era lo que a mí me interesaba mucho en esta canción. La mezcla de la letra con el blues y con el tono de la voz… Se te pone la piel chinita.

¿Cómo funciona tu proceso creativo? ¿Por dónde empieza una canción cuando tú escribes?

Definitivamente creo que el proceso creativo está en la vida misma, en las cosas sencillas de cada una de las cosas que suceden alrededor de nuestras vidas. Sería algo complejo escribir si solo me quedo encerrada en un cuarto.

Me gusta escribir, me gusta componer, y el proceso creativo surge cuando menos te lo esperas. De pronto tengo una melodía en la cabeza que, si no me siento a definirla, no puedo estar tranquila, es como una especie de obsesión. O de pronto tengo una letra en la cabeza a la que necesito ponerle algo de melodía y entonces se va creando un cuento,  una poesía, un libro o una canción. Cada uno tiene un fin diferente. ¡Me encanta componer! Es mi pasión, es mi terapia, mi manera de sacar las cosas o mi forma poética de decirlas. 

He leído acerca de esta idea que tienes de hacer música un poco más “humana”, ¿qué te mueve a querer hacer música diferente, música que hable de las emociones, que no sea tan explícita?

A veces, como tú bien dices, me encantaría dejarle algo más a la sociedad, no solamente una bella melodía o un vacío en la letra. Creo que somos personas inteligentes que buscamos algo más en la música, entonces el sentido tiene que dejar algo más. Por ejemplo, en las canciones no es solamente el tema poético. No es solamente decir ”¡Ay! Te extraño como se extrañan las estrellas”, no. Es algo más profundo, algo con lo que quizá alguien se pueda identificar y un tema un poco más humano, un poco más social, dejar algo, trascender.

Creo que todos los seres humanos que estamos aquí queremos trascender a nuestra manera: haciendo una canción, teniendo un hijo, plantando un árbol, ¿no? Mucho se ha hablado de eso, pero hay miles de maneras en las que podemos trascender. La mía, en la que me gustaría hacerlo, no es llegando a masas o a lo que vende, por eso a lo mejor mi música es un poco distinta.

Creo que ese tema de dejar siempre algo más es algo muy importante. Estamos rodeados por mucho tema de mercadotecnia. Desde la moda, qué imponen las redes, qué escuchamos a través de la música, y quiero marcar una diferencia en eso. Creo que nos merecemos un poquito más, y no hablo para nada de buenos o malos géneros musicales; la música siempre es buena y maravillosa, independientemente del género, simplemente creo que hay un público que puede estar interesado en escuchar algo distinto, que queremos oír algo diferente, algo que nos deje un poco más.

De igual manera lo hago en la literatura. Acabo de terminar un libro que se titula ”Ser mujer no es fácil, pero es lo mejor que puede pasarte en la vida”. Se va a editar a través de la Editorial Porrúa. Ya firmamos un contrato y es un libro que habla de eso, de la dificultad que a veces tenemos las mujeres sin darnos cuenta, incluso indirectamente, en muchas cosas, en muchas facetas de la vida, en cualquier profesión y hasta en casa. Creo que es una visión diferente y este libro también tiene un interés de ese tipo, de sembrar una semilla de duda en las personas que puedan estar sintiendo lo mismo y decir ”sí se puede”: sí se puede tocar ese cielo, sí se puede alcanzar ese sueño, sí se puede alcanzar lo que quiero. 

Susanne Smolinska. Blues sin salida

¿Entonces tu arte busca transmitir un mensaje social?

Creo que más que social, específicamente en esta canción de Blues sin salida es el no dejar de ser lo que uno siempre ha sido por quererle gustar a una persona, o por querer conquistar a alguien. Creo que muchas veces hacemos cosas por darle gusto a alguien más y la canción trata sobre eso; pero el sentido es mucho más profundo, es mucho de aquello que vemos en redes sobre el tema de la belleza, de cómo debemos ser, o de las amistades, o de querer encajar en un grupo social, querer pertenecer y muchos cambiamos lo que realmente somos.

Creo que ese es el verdadero sentido emotivo de la canción: el valor de nosotros radica dentro de nosotros mismos, en esa magia que nadie debe apagar, que lo primero que tiene que suceder es aceptarnos nosotros como somos y después aquellas personas que quieran estar junto a nosotros lo estarán, son aquellas que valen la pena.

Este Blues sin salida es una manera poética, dicho en una canción, a lo mejor de manera muy sencilla o muy digerible o para que rime, pero el sentido final es ese: es el valor de lo que realmente somos, sin importar lo que los demás esperan de nosotros. Ese es Blues sin salida y, mientras se le dé ese valor a la letra, la canción habrá tenido un sentido. Es una cosa muy personal porque yo soy una chica soñadora, que cree en el mundo rosa, en el mundo bueno, y no hay que dejar de ser eso porque simplemente alguien nos diga que el mundo es malo o que tenemos que cambiar.

¿Qué podemos esperar de Susanne Smolinska este 2022? ¿Qué clase de música nos vas a brindar este año que comienza después de algo tan fuerte como “Blues sin salida”?

¡Uy! Pregunta muy buena y muy importante por esto: ya hay lanzamientos en puerta.

Ya están los temas listos, pero hay uno en particular que yo estoy apasionada que es el tema que yo digo que es el tema del año. Es un aria de ópera, un poco modificada, un poco a mi estilo, ya con letra en español y todo. Aún no puedo decir el nombre, pero está increíble, está preciosa, está fulminante, digo yo. Y bueno, el próximo sábado 29 de enero tenemos grabaciones en un lugar icónico. Este video se va a grabar en el Teatro Juárez, algo emblemático para mí, en Guanajuato. Es un monumento al arte. Se van a grabar diferentes artistas: chelistas reconocidos, bailarinas internacionales. Es una mezcla de arte impresionante. Viene toda una producción de cine internacional para poder grabar este video. Estoy enamorada de eso, es lo que me tiene emocionada, acelerada y apasionada con este tema.

Además de esto viene también un vallenato que se grabó en Colombia, en Bogotá, el último trimestre del año pasado. Viene un tema también muy sensualón, muy precioso, muy coqueto que también las fotos de la portada tienen el tema del vestido rojo, como tipo jipsy jazz francés, o sea, géneros completamente diferentes, como siempre en mi música trato de hacer porque creo que así es la vida. La vida es cambiante, no me encasillo en un solo género. Compongo como me siento en el momento y es imposible sentirse siempre en modo vallenato o trova. Creo que cada día, incluso cada momento del día, es diferente. No siempre estamos tristes, no siempre estamos alegres.

Viene otro tema que se titula Entre cabañas, brisas, balsas y oleaje. Va a venir acompañado de un video increíble, en un lugar mágico que yo ni siquiera sabía que existía. Es este contacto con la naturaleza. Es una canción totalmente con guitarra, natural, trova en su máximo esplendor.

Viene nuevo libro, ¡vienen muchas cosas este año! Solo pedimos algo de fuerza para llevarlas a cabo porque la pasión está de sobra, pero vienen cosas de verdad maravillosas, con mucha profundidad en su letra, con muchos mensajes que nos hacen falta, sobre todo por la época en la que estamos viviendo, e independientemente de la etapa que estamos viviendo, somos seres humanos y necesitamos arte, necesitamos música, necesitamos un alimento para el alma y pues mi pequeño granito de arena con el que puedo colaborar para tener ese alimento para el alma.

Si quieres conocer un poco más de Susanne y de las sorpresas que nos tiene para este año, síguela en sus redes sociales:

Añadir un comentario