Corazones rotos y canciones para llorar a gusto

Ramiro Orea, 14 de febrero 2021.-El mes de febrero es considerado el mes para celebrar el amor en todas sus formas, en muchas ocasiones se concreta y ¿porqué no? celebrar el amor de una madre, amigo o amiga, de un esposo o esposa o de esa persona que entra en la categoría de especial es un acto de reconocimiento, bondad y amor que siempre es bueno realizar.

No obstante, en muchas ocasiones dicho acto no se concreta y uno termina con sentimientos de tristeza, desilusión, pena o lo que coloquialmente se conoce como un corazón roto, recordándonos que el día 14 en el mes de febrero no es más que una fría celebración que nos obliga a entregarnos al consumismo y que nos dice que pasaremos el resto de nuestros días solos y sin quien nos ame.

Pero, a pesar de todo eso, también es importante recordar que un corazón roto no significa que sea el fin del mundo, sino todo lo contrario, puede representar el florecimiento de un aprendizaje, autoconocimiento y la búsqueda del amor propio.   Sin embargo, eso no significa que de vez en cuando no lloremos a moco tendido, a gusto y podamos decir adiós mientras nos echamos una chelitas para sanar las heridas. Es por eso que en este espacio se han seleccionado algunas canciones que te recomendamos para chillar por ese amor que ya fue o no se concretó.

Alejandra Guzmán – Llama por favor

La intérprete de Eternamente Bella nos regaló esta balada que viene incluida en su álbum del mismo nombre allá por 1999. Llama por favor, es una canción con matices de rock y balada muy característicos de la década, que parece recordarnos a artistas como Bruce Springsteen por el uso de saxofón y guitarras eléctricas. La letra nos habla de la impotencia y necesidad de alguien, de su espera y de una llamada telefónica que estamos esperando para sentirnos completos, sin embargo, esa llamada nunca parece llegar a calmar la ansiedad de la interprete, donde cada minuto parece desmoronarse, como si fuese un globo sin gas, perdido a la deriva. Es una canción perfecta en su coro para desahogarnos cantando.

Los Ángeles Negros – Déjenme si estoy llorando

La banda chilena formada en la década de los sesenta, en su álbum Déjenme si estoy llorando de 1973, incluía con el mismo nombre la canción: Déjenme si estoy llorando. Es una pieza caracterizada por el ritmo de un órgano con arreglos de guitarra, donde lo más sobresaliente es la interpretación vocal de Germain de la Fuente con un timbre bastante particular capaz de alcanzar rangos altos, mismos que le dan un sentimiento de nostalgia y tristeza perfecta para recordar ese amor que ya se fue. Déjenme si estoy llorando, se ha convertido en una especie de mantra para curar las heridas del corazón, pues llorar es un acto liberador que nos permite soltar, pero también, abrazar nuestra tristeza y reconocer que aquel amor que parece inolvidable puede soltarse para encontrar nuestra paz interior.

La banda regiomontana, El Gran Silencio realizó un cover de esta misma canción que fusiona elementos del rap y el hip-hop, perfecta para cantarla a todo pulmón.

José José – Lo Dudo

Del álbum secretos, el príncipe de la canción nos regalaba una soberbia interpretación que nunca falta en los karaokes, donde las personas con el corazón herido se juntan para llorar y cantar al desamor (Bueno, en realidad la mayoría de las canciones del príncipe son estupendas para chillar a gusto). Un estribillo que reza: ¨Y que sientas con él, lo que en su día, tú sentías conmigo” parece decirnos que el mundo se acaba y no nos queda más que resignarnos al final, pues al fin y al cabo ese amor nunca va concretarse a pesar de haber vivido muchas cosas juntos.  

Miguel Bosé – Si tú no vuelves

Si tú no vuelves, lanzada como sencillo en 1993 es una de las canciones más representantes del cantautor español que ha sido reversionada por diferentes artistas. Su letra acompañada de un ritmo lento es un mensaje para esa persona que se ha marchado, que extrañamos y que su ausencia representa un vacío, pues es un símbolo de todo lo bello que nos alimenta. Es una canción perfecta para llorar y desahogarnos por ese amor que por alguna u otra razón se ha alejado, pero ¿porqué no? también es una canción para dedicar e intentar luchar por ese amor.

Rossana – Si tú no estás aquí

Con guitarra y voz, Rossana canta a la ausencia de un ser amado, a su falta y expresa como dicha ausencia no puede ser explicada ni por Dios. Una canción poderosa llena de sentimientos de coraje y negación, pero también de zozobra que busca mendigar el amor de quien se fue. La interpretación de Rossana es perfecta para llorar y aliviar las penas de un corazón roto.

José Alfredo Jiménez – Que te vaya bonito

Aunque también hay otros intérpretes como Pedro Infante, Lucha Villa, Vicente Fernández, Javier Solís o Juan Gabriel; José Alfredo Jiménez es el rey y se consagró como intérprete pues sus canciones se caracterizan por su sencillez y sinceridad a la hora de tocar temas como la bebida, el amor y la tristeza. Siendo así que la mayoría de sus temas son perfectos para desahogarse llorando en compañía de los amigos y para curar el mal de amores. Que te vaya bonito, es una canción de despedida a ese amor que se ha ido, pero que nos ha marcado profundamente haciendo que su recuerdo se quede ahí para siempre, solo deseándole lo mejor donde quiera que esté.

¿Qué otras canciones son buenas para el mal de amor?

Añadir un comentario