Archivos Clandestinos“De la Coprofagia a la IRA”

Parte 1

Iván Moreno, 08 de Febrero 2021.

La transición de Coprofagia a IRA fue, como ya he contado, por el motivo fue conseguir ser abridor para Iron Maiden y se logró, 7 de septiembre de 1996 fue la fecha del nacimiento oficial de IRA.

También he platicado en estas historias que cuando llegó esta oportunidad éramos una banda con poco recorrido pues apenas teníamos 4 años, sin embargo, los momentos que vivíamos, incluso en los años previos de Rolando y yo con Corrupción allá por 1988, nos dotaron de cierto tesón, por no llamarlo terquedad que nos “mal acostumbró” a buscar e insistir por las opciones disponibles, si recuerdan esta era mi banda, iniciada por mi y de la que no estaba dispuesto a dejar sin haber logrado todos los objetivos que tenía en lo personal y como banda en lo colectivo.

El primer madrazo serio vino justo después del show con Iron Maiden porque inocentemente creí que el haber estado ahí sería un sumar para tener mas seguidores, por supuesto más complejo de lo que los tiempos modernos nos permite con las redes sociales, en nuestro primer show posterior tuvimos literalmente 6 personas de público, entonces piensas con Iron Maiden casi 7 mil personas y este día 6, pues te replanteas el camino.

Lo que había que hacer era sacarnos lo de “Maiden” de la cabeza e iniciar de cero, el cambio de nombre nos obligaba a actuar como una banda debutante, al mismo tiempo, no lo niego, el orgullo se lastimó. Contar con la guía y el consejo de José Luis Montañez daba opciones para intentar seguir, de aquí surgen las historias de las anteriores columnas con el disco independiente de “Avanzada Regia” y el viaje a la ciudad de México para tocar en Rockotitlán.

De este último me gustaría compartirles una anécdota, como lo único que teníamos para ese concierto era el lugar nosotros debíamos cubrir los gastos de traslado, por cierto ,en esta época la banda era un quinteto ahora les cuento esta historia, resulta que el refresco FANTA recién entraba al mercado en Monterrey y habían lanzado una campaña en la que si tu lograbas sumar kilómetros con productos de la marca (latas 50 kilómetros, corcholatas 25 kilómetros) del destino al que quisieras viajar obtenías un descuento del 50% del costo del boleto de autobús.

En definitiva, el factor dinero era importante pues si bien casi todos teníamos un empleo el gasto del viaje representaba un esfuerzo adicional y la “promo” de Fanta nos venía de lujo, para dar una ejemplo más preciso de lo que había que hacer les explico: a ciudad de México eran 1000 kilómetros entonces cada uno necesitaba 40 corcholatas para conseguir ese descuento, pero como era ida y vuelta el total final eran 80 por cada uno, además de los 5 músicos de IRA también se habían sumado al viaje Montañez y Cesar “Pery” Escalante amigo del barrio, de la banda y en algún tiempo incluso manager, total de viajantes 7 y total de fichas 580.

Por suerte para nosotros cerca de casa hay un restaurante de hamburguesas al carbón muy popular en esos días e incluso hoy y hablamos con el dueño para pedirle que nos dejara ir todas las noches a vaciar los recipientes de las fichas y poder conseguirlas sin necesidad de tener que comprar las botellas de refresco, por semanas todas las noches hacíamos la recolecta y cumplimos la meta para viajar a bajo costo, acepto que también por semanas bebíamos uno que otro comprado por nosotros, creo que deben haber sido muchos por que es la fecha en que yo no he vuelto a beber Fanta y eso fue en 1997.

IRA como quinteto nació de la necesidad de que la mayoría de los integrantes estuviéramos disponibles para tratar de tomar todas las oportunidades de tocar en directo, el trabajo de Rolando Cruz era en una banda para bodas y lo más común era que viernes y sábado tuviera trabajo lo cual ya era un problema para IRA, entonces acordamos buscar un tercer guitarrista que estuviera siempre, pero que principalmente cubriera las ausencias de Rolando, invité a mi viejo amigo Juan Lara (Noctambulism, Deadly Dark, Avatar). Casi todo el año 1997 fue así, creo recordar que el debut como quinteto fue el día de la despedida de Mortuary en febrero, incluyo las tocadas de presentación por el “Avanzada Regia” y ese viaje a México.

El siguiente momento complejo fue que al finalizar 1997 Rolando nos dijo que debía dejar la banda pues iniciaría la carrera de licenciatura en música y entre la escuela y el trabajo con la banda le era imposible seguir con IRA, golpe duro, sin embargo nos esperaba otro que nos sacudió y en términos boxísticos nos dejo en cuenta de protección cerca del “knock out”, al inicio del año siguiente 1998 Juan Lara también nos dijo que abandonaba la banda, por supuesto los dos en términos amistosos y sobre todo justos, porque siendo sinceros no pasaba gran cosa, seguíamos picando piedra. Además, había una razón más de reto personal.

En esa época la banda estaba integrada por Lupe Ortiz, Adán Moreno, Rolando Cruz, Juan Lara y yo, surge la opción de tocar en vivo en una estación de radio en la Universidad Regiomontana, pero el horario era algo así como a las 2 de la tarde de un miércoles, entonces hacerlo generaba complicaciones para todos, incluso para mí que tenía un trabajo de oficina, pero fue tan difícil lograrlo, más por un tema de actitud de casi todos, ahora lo entiendo pues en definitiva hacer ese show no era a lo mejor tan relevante para nosotros como para torcer la vida común, pero para mí fue tan frustrante que ese día decidí renunciar a IRA.

Antes de comunicárselo a la banda lo platiqué con Montañez, él hacia mucha labor para la banda, era técnicamente el manager y lo charlamos, las cosas si bien lentas estaban marchando, se abrían puertas con mucha frecuencia, entonces me pidió que lo pensara, me tomé el tiempo necesario para hacerlo y finalmente decidí quedarme, por cierto, creo que esto no lo sabe nadie en IRA ni siquiera Adán, pero les pido un favor, no se lo cuenten a nadie confió en su discreción.

Entonces empezamos un año relevante y lo hicimos quedándonos sin los dos guitarristas líder, los tres restantes hablamos de opciones y Lupe propuso seguir como trío, incluso tratar de cambiar el estilo a algo mas alternativo que no requiriera solos de guitarra virtuosos o líneas melódicas armonizadas, ensayamos varias veces así tratando de adaptar lo ya existente, pero no nos convencía, entonces nos pusimos a buscar guitarrista.

Busqué amigos músicos que se interesaran en participar, pero la verdad teníamos muchas aspiraciones de trascender y ellos o tenían banda y compartirían su tiempo con IRA, o no les interesaba o simplemente no podrían combinar sus actividades con la banda, tal vez fui muy optimista y entusiasta y los asusté, no lo sé. Un día, Cesar “Pery” nos sugirió invitar a Ricardo Aranda (Argos) un amigo del barrio a quien, siendo adolescente yo le di algunas breves clases de guitarra, además él y Adán hicieron una banda que tocó solo una vez en directo y en la que el cantante era César González vocalista de Rabietta.

Ricky aceptó el reto, él era novato en el sentido de los escenarios, sin embargo, lo afronto con entereza, los tres restantes lo apoyamos y la banda tomó forma de nueva cuenta, como existían canciones ya compuestas en los tiempos de Rolando y Juan decidimos grabarlas para que no quedara en vano el esfuerzo de componerlas, le pedía a Rola que grabara la guitarra líder para que esto nos permitiera tener algo de música nueva, recuerdo que Ricky ya en la banda nos acompañó a varias sesiones de grabación, por cierto la canción de “Justine” de Coprofagia fue compuesta en parte por Ricardo.

Casi simultaneo a su incorporación unos amigos que tenían un bar en la colonia industrial frente a “Casino Ferrocarrilero” llamado “Bar Hernández”, recinto donde tocamos para 6 personas post Maiden y con quienes ya habíamos colaborado en el pasado, nos propusieron retomar la actividad, habían cambiado el nombre del lugar a “Bar Titanik” y muchos metaleros lo conocían pues cada vez que había concierto internacional en el casino muchos hacíamos el pre copeo en ese sitio, el plan era programar tocadas todos los jueves y esporádicamente los sábados.

Iniciamos las acciones en el bar, pero para ser sincero las bandas de metal que conocíamos eran relativamente pocas, de la generación 80’s casi ninguna y de las de esos días o bien no había mucha comunicación o simplemente no les interesaba, busque a Xardiel Padilla que por esos días tenía una nueva banda post Rabietta llamada CONTRANATURA donde Cesar Gonzalez cantaba y hacia la guitarra, Álvaro Castro Vázquez en el bajo y él en la batería, le propuse que un jueves programáramos banda los IRA, otros jueves ellos, con la intención de darle variedad a los carteles para no acabarnos tan pronto las pocas bandas disponibles.

Había jueves buenos otros no tanto, pero se empezó a hacer un poco de punto, el barrio es bravo incluso hoy en día, entonces mucha gente tomaba sus precauciones para ir, aun así no declinamos el compromiso, en lo personal a IRA le sirvió mucho, nos permitió el fogueo en directo y los cuatro empezamos a desarrollar un nuevo crecimiento musical, algunas noches tocábamos solo para los músicos de las bandas participantes, otras veces se llenaban más mesas, pero en definitiva fue una etapa de mucho aprendizaje.

Para los días del “Bar Titanik” Montañez ya no colaboraba con IRA, por cuestiones de trabajo que lo mantuvieron fuera del país por varios meses fue imposible seguir haciendo mancuerna, sin embargo, aun estando lejos de México seguía haciendo labor por la banda.

Cuando empezaron a escasear las propuestas musicales Xardiel, que escribía una nota semanal en el periódico El Norte llamada “El Reporte Sónico”, nos ayudó e hicimos una convocatoria para bandas que les interesara participar y eso nos permitió conocer otras propuestas, esto ya casi a finales de 1998, pero varias de estas bandas fueron las bases de la escena del metal regio del nuevo milenio, pero eso se los cuento en la siguiente entrega.

Añadir un comentario