Sound of Metal, Beethoven y la importancia del silencio

Ramiro Orea, 09-01-2020

Era el año 1797, cuando el compositor alemán Ludwig van Beethoven comenzaría a perder de forma gradual su capacidad auditiva, lo que generaría en él una depresión que lo haría alejarse de la escena musical de la época y según sus historiadores llegaría a considerar el suicidio como el único remedio para el terrible mal que lo aquejaba. No obstante, su voluntad y pasión por el arte lo condujeron a idear diversas técnicas y métodos para recuperar su habilidad interpretativa y musical. Por ello, y a pesar de cargar con su sordera, fue capaz de componer diversas sinfonías consideradas obras maestras, logrando así el reconocimiento y un lugar en la historia de la música, demostrando que, a pesar de las adversidades, el arte y la música están ahí para salvarnos. 

A finales del año 2020, se estrenó Sound of Metal, película que aborda la vida de Ruben, (Riz Ahmed), un baterista que junto con su novia Lou (Olivia Cooke), giran dentro de la escena musical underground de Estados Unidos. El futuro les pinta bien, sin embargo, la vida de Ruben daría un vuelco cuando este, de forma repentina al igual que Beethoven, perdería su sentido de audición.

Sound of Metal, opera prima del director estadounidense Darius Marder, nos plantea de forma dramática como la pérdida del sentido del oído transforma de forma radical nuestro modo de vida, alejándonos de nuestros planes y en ocasiones también de las personas que nos rodean. Y aunque el mundo moderno en el que vivimos nos ofrece las bondades médicas y tecnológicas para aminorar los problemas de salud, muchas veces estos son sumamente costosos, haciéndolos inasequibles para la mayoría de las personas y es ahí donde la cinta logra poner en perspectiva las desigualdades económicas de este bondadoso mundo moderno.

Así mismo, el filme nos presenta una reflexión sobre la pérdida y como esto logra acercarnos a nosotros mismos y a otras personas que se encuentran bajo las mismas circunstancias permitiéndonos conectarnos con un mundo diferente para aprender a aceptarnos a pesar de los problemas. Pero, recordándonos que este es un duro proceso de asimilación y empatía, además de que vivir con sordera es un paso para comprender que el silencio es una parte fundamental de nuestras vidas, aunque muchas veces no nos demos cuenta. 

De esta manera, se nos enseña el silencio como un modo de contemplación y de quietud de las cosas ante un mundo cada vez más saturado de contaminación sonora que va desde el claxon del auto, maquinaria, hasta el ruido producido por el bullicio de la gente y sus trivialidades. Es ahí donde radica la importancia de estar en silencio y del silencio en sí mismo, pues con el otorgarnos un sentido de placidez que en muchas ocasiones necesitamos para silenciar de vez en cuando el mundo.

Finalmente, Sound of metal, es todo lo contrario al sonido del metal, pero presentado en el retrato de alguien, que al igual que Beethoven, tiene que aprender a reconocerse y aceptarse en un mundo en silencio que vale mucho la pena ver, sobre todo en estos tiempos de crisis donde necesitamos mensajes que nos digan que a pesar de todo lo malo vamos a estar bien.

La película la pueden encontrar en plataformas de streaming o en su defecto en alguna página de web de películas de esas tantas que abundan por ahí.

Añadir un comentario