ARCHIVOS CLANDESTINOS “Del Sonido Monterrey”

Ivan Moreno. 24 de noviembre 2020. Para los seguidores del metal y del rock en general es muy reconocida la expresión de “el sonido” haciendo referencia a un movimiento específico de un género que tiene como común denominador el lugar donde se graba, produce o gesta, así podemos mencionar por ejemplo a Martin Birch, productor inglés, que hizo discos emblemáticos con Black Sabbath, Deep Purple, Rainbow y donde se le recuerda haciendo los primeros y más significativos álbumes de Iron Maiden.

Así como este ejemplo podemos mencionar al norteamericano Scott Burns de los Morrisound Studios en Tampa Florida, quien se encargó de darle forma a la mayoría de las bandas Death Metal de los Estados Unidos, sobresaliendo los trabajos hechos con Death, Atheist, Cynic, Deicide, Obituary, Sepultura y los que se consideran como los mejores discos de la banda mexicana Transmetal “El Infierno de Dante” y “México Bárbaro”.

Otro ejemplo es el de Tomas Skogsberg de los Sunlight Studios en Suecia, padrino del “Swedish Death Metal” que nos dio bandas tan grandes como Nihilist, Merciless y Entombed, a este le podemos sumar a Jack Endino artificie del “Sonido Seattle” de la época “Grunge” y quien también trabajó con la banda mexicana Guillotina.

Pues en Monterrey también tuvimos una especie de “creador” del sonido del metal local a principios de los años noventa, Alejandro Guzmán de “Apex Estudio” ubicados en El Uro sobre la carretera nacional.

Estoy seguro que no fue la intención de Alex ser creador de “algo” pero su dedicación y paciencia le permitió a muchas bandas del metal regiomontano poder hacer una grabación decente, con un costo accesible, por llamarlo de alguna manera, un estudio bien equipado, pero sencillo que lo mejor que ofrecía era la calidad de su ingeniero, quien muchas veces fungía como productor aportando ideas que siempre tenían como objetivo mejorar las canciones.

Es curioso que esta historia surja de un estudio que principalmente grababa artistas cristianos. Fueron los Deadly Dark de Lupe Ortiz y Pedro Guevara quienes “descubrieron” este estudio en los avisos de ocasión del periódico El Norte, según me cuenta Lupe, su primer demo “Vade Retro” además de exponer el potencial de la banda mostró una excelente calidad en cuanto a sonido así que pronto llamó la atención de más agrupaciones de la escena.

Nosotros, con Coprofagia, tenemos esa historia, misma que dejé para este momento, cuando hablara de Alex y “Apex Estudio”. Fue justamente por Lupe que supimos de este lugar, eran finales de 1993 nos habíamos quedado sin baterista, Lupe además de ofrecernos suplir la vacante, que en un principio no elegimos justamente porque el participaba de forma activa con Deadly Dark, nos llevó a conocer el estudio, por aquellos días yo trabajaba, la verdad podía cubrir el costo de la grabación sin necesidad de que Adan o Rolando tuvieran que aportar, además esa primer grabación de Coprofagia era un reto pues nunca habíamos hecho una grabación profesional.

A finales de ese año coincidimos con dos integrantes de Koervoz de Malta, Jonas y Omar Góngora este último baterista, Adan los conocía, entonces los invitó a participar, grabando 4 temas, aunque no fue la intención que se hiciera cargo de la batería en Coprofagia, después de la grabación estábamos seguros que daría un nivel distinto, pero él ya tenía planes, digamos que nunca se hizo un ofrecimiento formal, al poco tiempo le tomamos la palabra a Lupe y se incorporó a la banda. Omar es baterista, percusionista de la banda regia Kinky, pero su pequeño paso por el metal quedó plasmado en “Sade´s Inheritance I” un disco que al parecer es el favorito me muchos seguidores del metal de los noventas, que lástima que no lo fue en esas épocas.

Esta misma fama de Apex hizo eco y varios artistas destacados grabaron ahí, como el caso de Mamíferos Habituales del maestro Iván Tamez, entre otras bandas emblemáticas de inicio de los noventas como Cultura Indefinida, Matabaldía, La Tupaia, Koervoz de Malta, Acarnienses, Torre de Negras entre muchas más. Si no solo eras seguidor del metal podrás identificar a muchas agrupaciones de las antes mencionadas, todas ellas con sonido del rock hecho en Monterrey.

En cuanto a Metal se refiere Alex Guzmán grabó discos muy relevantes en el metal nacional e incluso mundial destacándose el “Ad Interitum Funebrarum” de Argentum publicado por la discográfica internacional Full Moon Productions del cual ya hablamos en el espacio dedicado a esta banda, de igual forma el segundo disco de Mortuary “Shine of the End” de 1994 y “Lo Mas Mórbido de la Realidad (Una Observación) de Toxodeth disco publicado por el sub sello discográfico “Culebra Records” de enorme repercusión a nivel nacional, esta disquera publicó en su momento discos emblemáticos del rock mexicano como los debuts de Cuca, La Lupita, Santa Sabina.

Es decir que las bandas con mayor repercusión a nivel mundial de Monterrey fueron grabadas en este estudio, en discos representativos tanto de sus carreras como del movimiento mundial del metal subterráneo.

Otras bandas muy reconocidas del movimiento de metal regiomontano de los años noventa son Nasav, Belzabet, Demolish, Frimost, IRA, Karroña, Rabietta, Unholier, todas con discos de excelente calidad musical y auditiva, por ejemplo, en el caso de Argentum todas sus grabaciones fueron hechas en este estudio incluyendo el nuevo proyecto de Fernando “Khabbe” Fuentes llamado Rex Defunctis cuya grabación es del 2018.

A partir del año 2000 hubo un “boom” de estudios de grabación que ofrecieron más opciones de todas las calidades y cantidades, que como consecuencia bajaron la actividad de Alex con “Apex”, sin embargo, es innegable su presencia en toda la década de los años noventa pues prácticamente todo proyecto de rock hecho en Monterrey pasó por sus manos, por eso me atrevo a decir que él es el “padre” del “sonido Monterrey” de esa década.

Haciendo honor a quien lo merece dedico estas líneas a Alejandro Guzmán de quien podemos decir desde la perspectiva Coprofagia/IRA fue un factor para seguir adelante y además un amigo entrañable…a pesar de ser seguidor de Tigres.

Añadir un comentario