ARCHIVOS CLANDESTINOS Parte 7 “La Logia y el Big 3 Regio. MORTUARY”

 

Por Ivan Moreno. 06 de julio 2020, Monterrey N.L.- Seguimos con las historias de la escena metalera de Monterrey, hemos dado cuenta de los inicios de la misma, época que tuve la fortuna de vivir; concluimos con el concierto de la Logia y las 3 bandas pioneras del metal extremo de Monterrey y en definitiva los 3 actos que moldearon la actitud, calidad y convicción de las bandas que seguimos tras estos tres ejemplos. Recordando este cartel con Necrophiliac, Toxodeth  y Mortuary de quien hablaremos hoy y quienes, en lo personal, considero que puede servir de ejemplo a los aspirantes a tener una banda ya que es la más importante de la ciudad.

Quiero agradecer a Alberto Martínez guitarrista fundador de Mortuary por la ayuda para escribir de manera más certera la historia, parte de la información biográfica de la banda ha sido proporcionada por él.

Me resulta curioso y a la vez halagador saber que me toco presenciar el debut de dos de estas tres bandas, no lo sabía, pero lo he confirmado con la información proporcionada en primer caso por Lupe Ortiz de Necrophiliac, que fue aquel evento en el Teatro Calderón del cual hablé en una de las primeras entregas de esta columna, en el que el público estuvo arriba del escenario frente a la banda agitando sus cabezas; ahora sucede lo mismo con Mortuary que los vi en el momento qen el que con Corrupción fuimos a buscar baterista y resultó que ya tenía banda y debutaban en un evento organizado por “La Pared” del cual también ya dimos cuenta antes. En resumen, fui testigo presencial del debut histórico de estas leyendas regias del metal extremo.

Como mencioné Mortuary, para mí, de estas tres bandas, es la que más me llegó por muchísimos factores, pero principalmente en lo musical, verlos en directo era una experiencia fantástica, seguido leo crónicas de bandas legendarias hablando de sus impresiones sobre grupos que les sirvieron de soporte en giras, sobre todo bandas de la corriente “thrash” de mitad de los años 80 y referirse a ellos como bandas con mucha actitud, rabia, inconformidad con lo establecido y justo eso eran ellos sobre el escenario.

La banda inicia como consecuencia de Pestilence un proyecto formado por Pedro Guevara ex Necrophiliac y Alberto Martínez ex Witch Hunter banda de la cual ya hablamos también, al salir ambos de estas deciden formar una banda en la que pudieran tocar metal más extremo coincidiendo en gustos e ideas, Pedro hacia el bajo y la voz y Alberto la guitarra, la dificultad para conseguir baterista los obliga a hacerlo con músicos invitados, como muchas bandas debutaron en la cochera de alguna fiesta, sin embargo lograron una presentación oficial en el gimnasio de “Factores Mutuos”, Alberto dice que fue la primera tocada de metal en ese sitio que en los años posteriores se volvió un recinto obligado para la música extrema y sería bautizado como “La Catedral del Metal”.

Posterior al debut conocen a dos chavos de la colonia Florida ubicada al sur de Monterrey quienes tenían las mismas inquietudes musicales de Pedro y Alberto y ante la ausencia de una formación completa pactan iniciar los 4 un nuevo proyecto en el año 1987, el resto de la banda la integraría Joel Alanis (QEPD) para hacerse cargo del bajo y la voz y Joel Leal en la batería. De esta forma nace formalmente Mortuary, nombre inspirado en la idea que representa la muerte y lo extremo.

Como dije antes su debut oficial fue en un evento de “La Pared” no está muy clara la fecha, pero debió ser entre marzo y mayo de 1988, así nace esta leyenda, muy rápido en su carrera publican un demo titulado “Where the Death Takes Your Soul”, algo a destacar fue que las voces estaban repartidas entre Pedro Guevara que en Mortuary regresó a la guitarra y Joel Alanís acto que también llamaba la atención el tener 2 cantantes y lo más interesante es que eran dos bandas en una, con cada cantante la banda tomaba matices diferentes, con Pedro más en la línea del Thrash Metal Teutón (Kreator, Destruction) y con Joel más en la del Thrash Metal Americano (Slayer), esta es una apreciación personal.

Al poco tiempo de iniciado el proyecto, pero ya con una historia sólida, hay que recordar que la iniciativa del concierto de La Logia fue de Mortuary, Pedro dejó la banda, desconozco los motivos, por un lado, pudo haber sido por sus compromisos laborales mismos que lo obligaron a salir de Necrophiliac o tal vez por el choque de personalidades, porque Pedro era un líder, pero Joel Alanís también y probablemente esto provocó este quiebre. Como dije antes en esta alineación me tocó verlos en su debut y después me los perdí en varios conciertos, incluido el de la Logia.

Entre los años 1988 y 1990 yo me retiré un poco de la escena, cada vez más creciente, por cuestiones personales; sin embargo, seguía acudiendo a algunos conciertos, recuerdo mucho uno, en una disco llamada Studio 54 en el centro de Guadalupe N.L. supongo que era parte de la presentación del disco “Blackened Images” de la banda que estamos relatando, lo recuerdo mucho por dos razones, fue la primera vez que lleve a mi hermano Adán a un concierto de bandas locales, segundo fue verlos en el escenario, de verdad fue apabullante, como teloneros habían participado dos bandas en la línea hardcore/punk entre ellas Real Animal, el escenario de la disco era pequeño cabían de manera justa la banda de 4 integrantes, durante el show de los abridores solo era una iluminación discreta, pero al momento de los estelares eso cambió radicalmente con luces rojas, estroboscópicas, humo y una banda que era una maquina bestial, Joel Leal en los tambores dando una cátedra de doble bombo, las guitarras de Alberto y Luis atronadoras y la voz de Joel desgarrando el alma fue brutal su actitud de “frontman”, en su primera intervención nos recibe diciendo: “bienvenidos a esta noche intensa” y acto seguido espeta “lástima que sea en un lugar mierda” refiriéndose a la disco en cuestión, no sé si a alguien más, pero a mi me atrapo con ese discurso y me volví inmediatamente fan, nunca lo he platicado con mi hermano, pero me atrevo a decir que a él también le cambio la existencia, pues Adán era de rock mas onda en español y a partir de ahí tuvo más apertura a bandas de metal extremo, apenas tenía 15 años.

“Blackened Images” es el primer disco LP de Mortuary ya con una alineación renovada, Luis Navarro en la guitarra y Joel Alanis a cargo de las voces, es decir ya sin Pedro Guevara en la banda, hasta donde recuerdo esta producción que tiene fecha de 1991 fue editado primero de forma independiente, pero también tuvo una versión de “Avanzada Metálica” un especie de  sub sello discográfico que había editado también a Transmetal y sus primeras producciones, este suceso representó una proyección importante para la banda pues se distribuyó por todo el país lo cual fue clave para la penetración a nivel nacional y además mostraba al resto de México un cara diferente del metal hecho en el norte del país, también cabe destacar que el disco es una joya musical, es decir no solo fue que “Avanzada” sacara su disco sino que el excelente trabajo y talento también habló. Este disco también fue editado por una disquera fuera del país, JL America Records de los Estados Unidos lo publicó, al parecer el acuerdo no resultó tan favorable para la banda, sin embargo los llevó a otras latitudes, recuerdo ver esta versión en la estantería de mi tienda de discos favorita en Galerías Monterrey y de verdad sentir orgullo regio. También creo que existe una versión no autorizada en vinyl publicada en Alemania.

Recuerdo también un show en “Factores Mutuos” llamado justamente “Intense  Night” supongo se volvió un slogan de Joel, en el que compartían escenario con otra banda relevante para el movimiento metalero ya de inicios de los 90’s,  Deadly Dark nuevo proyecto de Pedro Guevara ex Necrophiliac y ex Mortuary, sería a finales de 1991, hacia frío en la ciudad, durante el show surgió un altercado, Joel dentro de su actitud y discurso “trve” odiaba a los “Poser” (manera de llamarle a los falsos metaleros) y creo que esa actitud le había generado algunas diferencias y animadversiones dentro de la comunidad metalera de la época, arriba del escenario tenía una actitud algo altanera, pero en el sentido artístico dentro de su personaje de escena, o al menos así lo vi yo siempre, durante su concierto alguien del publico le grito “poser” y Joel le respondió: “si tienes huevos sube y dímelo aquí” el valiente subió y Joel no dudo en bajarlo de un certero golpe en el rostro lo que generó una bronca, para mí eso era totalmente auténtico, después se supo que el retador era parte de una banda local.

En 1992 se embarcaron en una gira nacional junto a Transmetal, Cenotaph, Inquisidor que se realizaba en teatros del IMSS titulada “Gira Metal Mexicano”, la gira en algún momento fue suspendida, desconozco las razones, pero el show de Monterrey ya no se concretó y fue una lastima porque creo que aquí se hubiera evidenciado la veneración que había por ellos. Cuando yo inicié con mi proyecto Coprofagia siempre quise emular en la calidad musical a Mortuary y cada oportunidad que hubo de verlos en directo lo hicimos, hablo en plural porque yo obligaba a mis compañeros de banda a asistir para que vieran lo que había que emular, afortunadamente también en esos días nos cruzamos con otra gran banda Deus Mortis de quienes también aprendimos mucho.

En 1995 publican su segundo álbum de larga duración, que en ese momento se editó solo en cassette titulado “Shine of the End” con 10 temas, para este disco regresa Joel Leal a la batería, en algún lapso posterior a “Blackened Images” se fue y su lugar fue ocupado por Pete González, esta fue la época en que abrieron para Sepultura en la Ciudad de México. Para la guitarra reclutaron a Marco Garza, esta alineación venía de haber logrado un lugar en un concurso de bandas de rock en Monterrey y resultó como una especie de renovación, en verdad ambos discos son una verdadera obra maestra del metal mexicano, lo digo sin temor a equivocarme, el problema es que en la época de “Shine” el metal ya estaba de capa caída en el país y se gestaban nuevas corrientes del rock a nivel nacional.

Para febrero de 1997 la banda celebra un concierto de despedida en el mítico “Factores Mutuos” la idea era darles un final digno a los 10 años de carrera y avanzar el nuevo proyecto de Joel Alanís llamado “Pulsión” ya en un metal más de los noventa con ciertos tintes alternativos, pero de igual manera bien hecho. Yo con IRA recién rebautizados participamos en este concierto y la verdad me hacía mucha ilusión estar en este día histórico para mi banda local favorita, además un año antes se había generado un poco de polémica como consecuencia de la selección de banda para participar como abridor de Iron Maiden en su primera visita a Monterrey. La selección la hacia una estación de radio y había que enviar tu información y música, los finalistas fueron Mortuary, Argentum (otra joya regia de la que les platicaré más adelante) e IRA, nosotros resultamos elegidos y era obvio que generara mal rollo pues nosotros no teníamos el historial de ellos dos, pero teníamos heavy metal. En conclusión, yo sí me sentía mal por que existiera ese mal rollo y le pedí a los organizadores formar parte de su despedida.

Mortuary regresó años después con Aldo Guerra en batería, él estaba ya en esta etapa pre Pulsión, Juan Ramos (Frimost) en guitarra, si mal no recuerdo como consecuencia de un tributo a Slayer hecho con estos dos músicos más Joel y Alberto, para nadie era un secreto del culto de ellos por la banda de california, evento al que yo no asistí pero me cuentan que incluyeron una canción de Mortuary y eso fue la locura, cuando me enteré lo celebré mucho, en esta segunda etapa hubo participación en eventos importantes, compartiendo escenario con bandas internacionales nuevamente, edición de un 7 pulgadas con temas inéditos y re-ediciones de los primeros dos trabajos musicales.

Esto es un poco de lo que se puede decir de una leyenda, una escuela, una inspiración, puedo presumir una amistad con Joel Alanís quien desgraciadamente falleció muy joven sin poder continuar con esta historia, siempre llevaré en mi mente y corazón una ocasión que fuimos a la Ciudad de México para grabar nuestro disco debut “Guerreros Clandestinos” y antes de entrar al estudio hicimos un concierto con bandas importantes de la escena de la capital, al terminar nuestro participación alguien se me acercó a decirme que no había escuchado a una banda tan chingona de México…después de Mortuary y esas fueron unas de las mejoras palabras de aliento que he recibido en toda mi carrera………….pero esa es otra historia…continuará.

 

Añadir un comentario