ARCHIVOS CLANDESTINOS “Deadly Dark. Tiempos de matanza”

“Deadly Dark. Tiempos de matanza”

Por Ivan Moreno, 28 de julio 2020, Monterrey N.L.- Los años noventa iniciaban prometedores, los antecedentes del creciente movimiento metalero de la ciudad seguían generando expresiones y comenzaban a acostumbrar a los seguidores a proyectos de gran calidad, de igual forma la herencia de los iniciadores (Necrophiliac, Mortuary, Toxodeth) seguía dejando legado, de esta herencia malévola nacía Deadly Dark.

El proyecto lo fundan Lupe Ortiz (Batería) tras la desintegración de Necrophiliac y Pedro Guevara (Guitarra y Voz) al dejar Mortuary, inicia en el año 1989 con el objetivo de formar una banda más orientada hacia el “Death Metal” para lo cual se comienza a componer material propio, aun como dueto buscan estudio para plasmar sus composiciones, como dije antes en esos días no había las opciones de un estudio con ingenieros que tuvieran conocimiento en metal, por medio de un anuncio clasificado en un periódico de la localidad encuentran un estudio llamado Apex Estudio (el cual ya mencionamos en la entrega pasada y de la cual está pendiente una historia) dirigido por Alex Guzmán, se acordó grabar tres canciones las cuales se lanzarían en el primer demo titulado “Vade Retro” de 1990, cabe destacar la calidad en la grabación, Alex no era ningún improvisado pues además de conocer muy bien su equipo, que incluso para esta grabación estaba casi estrenando, era baterista y había participado en algunas bandas de rock con Niña Violeta una banda de rock en español de mitad de los años 80 en Monterrey, como decía, el estudio tenía poco de haberse instalado por lo cual Deadly Dark fue la primera banda de rock que él grabó, este dato es muy importante para el desarrollo de la escena metal de Monterrey para años venideros, pero el trabajo entre banda e ingeniero permitió encontrar el sonido que la banda deseaba lo cual fue un éxito insospechado.

La aparición de ellos en la escena empezó con el pie derecho pues el demo y su calidad llamaron la atención, con actividad más frecuente en directo, la alineación la completaron con Efraín Cantú en el bajo, yo los recuerdo en directo y sí era una banda que destacaba, el estilo no era de lo que se escuchaba en esos días, seguía la línea “Death Metal”, pero también con ritmos algo densos y la voz de Pedro con reminiscencias a la Chuck Schuldiner de Death en “Scream Bloody Gore”, como antes dije la banda iba generando un nombre importante para ellos y para la ciudad pues en definitiva se volvieron referente de la época a la par de los iniciadores.


El trabajo bien hecho siempre rinde frutos y en el año 1992 son invitados para abrir el concierto de la banda inglesa Carcass en la Arena “A. Lopez Mateos” en Tlalnepantla en estado de México el 7 de marzo, compartirían escenario también con Cenotaph otra gloria del metal nacional, Lupe Ortiz me cuenta que aprovechando los “viáticos” para este viaje se dieron un pequeño lujo y viajaron en el famoso ferrocarril “el Regiomontano” ahora ya desaparecido. Para poder ubicar esta oportunidad para ellos es imperativo explicar como se generaba la escena nacional que como casi con todos los movimientos del rock mexicano se concentraba en la ciudad capital donde reinaban bandas como Transmetal, Cenotaph, Shub Niggurath por mencionar algunas del metal extremo, Guadalajara tenia a Hardware y Monterrey a Mortuary y Toxodeth, la organización llamada “Edge Entretenimiento México” dirigida por Carlo F. Hernández fue muy importante pues fueron ellos quienes iniciaron los conciertos de bandas internacionales, bandas como Sepultura, Death, Sadus, Slayer, Napalm Death, Sacred Reich entre muchas otras como en el caso de Carcass. El hecho que haya sido el mismo Carlo quien haya buscado a Deadly Dark y apostado por ellos habla de lo que la banda representaba para la escena nacional en esos momentos.

En 1993 regresan a Apex Estudio para grabar nuevas canciones con la alineación antes mencionada, estas canciones formarían parte de su segunda producción “Slaughter Times”, pero Lupe Ortiz y Efraín Cantú dejarían la banda antes de su publicación, sus lugares serían cubiertos en la batería por Víctor Gutiérrez (Q.E.P.D.) y en el bajo por Juan Lara (Avatar, Noctambuliusm, IRA), existía un acercamiento con la disquera Avanzada Metálica muy importante por esos días pues habían editado los primeros discos de Transmetal e incluso de Mortuary, pero no se concretó, sin embargo, estas canciones se incluyeron en este disco editado en 1995. “Slaughter Times” una producción más profesional con la madurez evidente de la banda y el estudio, generando buenos comentarios a nivel nacional que los llevó a tocar en diversas ciudades del país.

Se realiza un ajuste en la alineación pues Juan Lara se hace cargo de la guitarra (su instrumento natural) e ingresa para hacerse cargo del bajo Fernando Zuñiga (The Dream of Nebiros) para empezar a planear su tercera producción “Chaotic Omen” que sería publicada en el año 1998, con esta formación más sólida surgen oportunidades para incrementar su actividad en directo. En el año 2000 Víctor Gutiérrez deja la banda por motivos personales, tristemente fallecería años después víctima de una enfermedad, su lugar es ocupado por Fran Meléndez (The Dream of Nebiros).

En 2002 graban su última producción titulada “Within the Mind” nombre inspirado en la canción de la banda Death en homenaje a su fundador fallecido en diciembre de 2001, esta producción incluye versiones grabadas en español por primera vez en la historia de Deadly Dark. Para 2005 editan “Eternal Darkness” en formato de disco compacto (antes solo se habían editado en cassette) que es un recopilatorio con canciones de sus grabaciones anteriores.

En 2007 participan en “Regio Metal” un DVD gabado en directo y filmado en Monterrey donde comparten escenario con bandas como IRA, Mutum, Avatar, Spiritual Prophecy y Undead Countess.

A pesar de largos periodos de silencio o inactividad la banda continúa formalmente hasta hoy, su última aparición corresponde a febrero del 2020 junto a la banda de “Death Metal” originaria de Búfalo, New York (USA) Malevolent Creation en Monterrey.

A lo largo de su trayectoria compartieron escenario con artistas de la talla de Destruction, Marduk, Ángeles del Infierno y Rata Blanca, se destacan un par de anécdotas: una de ellas fue cuando abrieron para Destruction de Alemania, el amplificador de guitarra de los teutones falló y la banda le facilitó el propio para que se realizara el show, otra da cuenta de un festejo con los argentinos de Rata Blanca celebrando el campeonato del club de fútbol Boca Juniors.

Así es como reza la historia de esta banda que definitivamente figura en los cimientos de la escena del metal en Monterrey, las historias siguen y siguen…continuará.

Añadir un comentario