ARCHIVOS CLANDESTINOS PARTE 4 “La Pared”

ARCHIVOS CLANDESTINOS

PARTE 4 “La Pared”

Por Ivan Moreno. 16 de junio 2020, Monterrey N.L.- En mi paso por La Cripta conocí personas importantes tanto para lo que me pasaría en el futuro como para la escena misma de esos años (1987), estaban en la banda Xardiel Padilla, Héctor Guerrero, Mario Rodríguez quien además de tocar la guitarra en su casa se hacían los ensayos de la banda en el ahora Barrio Antiguo, Izef García era alguien a quien conocí a través de Poncho Gutiérrez, quien había asistido a la Escuela de Pedro Delfino y que trajo consigo a un ensayo a su amigo Rolando Cruz. Mi estancia en La Cripta fue muy corta y no es que no estuviera a gusto, por el contrario, era una nueva experiencia con personas que, con unos años más que yo, aportaban experiencias diferentes, pero posterior al primer show con ellos a Héctor y a mi nos invitaron a Faithful Servant, era un reto interesante y nos fuimos.

Rolando Cruz y yo iniciamos amistad, intercambiábamos música, él tenía unos amigos del barrio que compraban discos importados y los grababan para compartirlos y él me presentó a bandas como Slayer, Venom, Mercyful Fate, Kreator, Destruction entre muchas otras, él había estudiado la carrera técnica en la Facultad de Música y tocaba destacadamente la guitarra clásica, pero él quería tocar guitarra eléctrica, incluso yo le conseguí su primera guitarra, intenté llevarlo como guitarrista a Faithful, pero no prospero, yo quería hacer una banda con él, decidimos dejar al tiempo el encontrar músicos para el proyecto, al mismo tiempo conseguimos como guitarrista a Izef García por quien nos habíamos conocido Rolando y yo y quien se apuntó para el proyecto, era un excelente guitarrista y lo sigue siendo al día de hoy -principalmente se desarrolla en el Jazz-, yo terminaba la prepa de último recurso en el sistema abierto y ahí hice algunos amigos más entre ellos estaba Rodolfo Padrón que tocaba el bajo, lo invité a la banda y aceptó, se lo presenté a Izef y a Rolando; hubo buena química, yo me quedaría con el puesto de vocalista, se definieron las canciones y el camino que seguiría la banda sería “Speed Metal”, hacíamos covers de Metallica, Megadeth, Testament, Exodus, entre otras bandas.

Pero no teníamos baterista y se antojaba difícil la búsqueda pues requeríamos un batería de doble bombo, lo cual indirectamente nos llevaría a Xardiel Padilla, aún en los días de La Cripta conocí a Jorge “Zurdo” Saldaña él era una especie de consejero y amigo para ellos, además también era del barrio de Mario Rodríguez de La Cripta, Jorge había creado La Pared que fue un lugar donde se realizaron conciertos, existió a mediados de los años 80’s en el centro de Monterrey, en la calle 15 de Mayo entre Diego de Montemayor y Platón Sánchez, pero este lugar no era como los antros o recintos que hoy conocemos, en aquellos tiempos todo era muy diferente y en cierta manera más difícil (aunque también había mayor libertad, se podían emprender cosas sin tantas trabas como hoy). Entonces, en esa época “Zurdo” y otros amigos de esa generación (los que seguían de la generación de Pedro Delfino y Simón Tamez), en su búsqueda de condiciones para tocar, rentaron ese inmueble, que era un patio enorme y algunos cuartos. En esas habitaciones se realizaban ensayos de varias bandas que se estaban formando, con los precarios equipos de entonces. Después empezaron a hacer conciertos, más en esa modalidad de colectivo y no como empresa. Allí tocaron Midas Touch y Omen, grupos que eran de los sobresalientes de esas épocas.

Cuando Xardiel Padilla llegó a Monterrey a estudiar coincidió con Mario Rodríguez en la Facultad de Ciencias de la Comunicación y así terminó integrándose totalmente al submundo del barrio, conociendo a Jorge “Zurdo” Saldaña y fue cuando se revivió La Pared (se anunciaba como La Pared 2a. Parte) y comenzaron a hacer tocadas, se realizaron unas dos o tres antes de que los vetaran porque en la última tocada hubo pedradas entre el público y unos vecinos de unos departamentos vecinos que se asomaban a gritar generándose un conflicto, lo cual  fue una lástima porque el lugar estaba muy efectivo para esos fines por su ubicación.

En nuestra búsqueda de baterista, Izef García se acordó de un chaval que estudiaba en la Escuela de Pedro Delfino que le daba bien al doble bombo muy necesario para el proyecto que iniciábamos y preguntando por él nos enteramos que tendría una presentación con su banda en una tocada organizada por La Pared en este sitio que comentaba antes y fuimos para invitarlo. El era Joel Leal hasta esos momentos desconocido y en ese evento arrancaba la historia de Mortuary de la cual formaba parte en su incipiente carrera, era de sus primeras presentaciones, uno de los integrantes era Pedro Guevara ex guitarra y voz de Necrophiliac. Hablamos con Joel y su respuesta fue que apenas iniciaba con esa banda y nos rechazó, lo cual agradezco en el sentido de que fue el inicio de una banda emblemática en el futuro para Monterrey. Aquí no recuerdo como se dio la coyuntura pero Xardiel Padilla se convirtió en el batería del proyecto al cual bautizamos como Corrupción, incluso ya con Xardiel en la banda él nos permitió nuestro debut en un evento de “La Pared II” que posterior al conflicto en Barrio Antiguo empezó a organizar eventos en el gimnasio de Factores Mutuos en el centro de la ciudad donde debutamos; con La Pared tendríamos nuestro segundo show con Corrupción unos meses después, posterior a este evento, que por cierto era a beneficio de los damnificados por el Huracán Gilberto, yo deje Corrupción. Sin embargo, estos eventos permitieron debutar a bandas que ya sea en grupo o sus músicos en lo individual serían parte de historia futura.

La última actividad de La Pared con Xardiel Padilla fue la eliminatoria que mencioné en la columna anterior en el parque España para abrir el concierto de El Tri en la plaza de Toros Monumental Monterrey, la cual surgió por una entrevista de Xardiel con el organizador del concierto y le propuso hacer la eliminatoria para incluir bandas locales, misma que se llevó a cabo con el apoyo económico del organizador del concierto de El Tri y con Xardiel encargado de conseguir permisos y a las bandas participantes para dicha eliminatoria. El propio empresario dijo que, en vez de un ganador fueran dos, pues le gustaron el Warning de Iván Tamez y Corrupción ya sin mí en la banda.

Pero si quisiera destacar ese evento con Mortuary quienes rápidamente empezaron a generar buena expectativa y seguidores, recuerdo un evento un día después del impacto del Huracán Gilberto en septiembre de 1988 en el salón de La Gran Logia donde se conjugaron los 3 exponentes de la escena subterránea de Monterrey, Necrophiliac, Mortuary y Toxodeth pero…esa será historia para otro día y más columnas pues dedicaré a cada una de estas bandas una parte completa…continuará.

Añadir un comentario