ARCHIVOS CLANDESTINOS PARTE 3 “La escuela de Rock”

Foto-Warning

ARCHIVOS CLANDESTINOS
PARTE 3 “La escuela de Rock”

Por Ivan Moren.o 09 de Junio 2020, Monterrey N.L.- Antes de continuar con los relatos quiero aclarar que toda la información esta saliendo de mi cabeza y es muy probable que haya datos erróneos o cuya precisión no sea la correcta, no se trata de un relato que contenga toda la verdad, solo son historias desde una perspectiva muy personal y la memoria a más de 30 años de estos hechos puede que no sea la mejor. Dicho esto, continuemos.

Foto Pedro Delfino

En la parte 2 hablé de la Escuela de Rock, la conocí por mi compañero de banda; en los inicios Poncho Gutiérrez él había dado con ella por un anuncio clasificado en el periódico y se inscribió, la escuela la dirigía un músico ya con trayectoria local Pedro Delfino Moreno, por esas fecha él ya había culminado sus estudios universitarios de Ingeniería y poseía un equipo de instrumentos muy cotizado, en aquellos años era muy difícil conseguir un buen instrumento en México la mayoría de instrumentos de marca reconocida entraban al país de contrabando. En la escuela daban clases de música, pero además Pedro, apasionado de Hendrix y los viajes astrales, daba charlas de como diseñar tu sonido, como liderear una banda, como dirigirla hacia un mejor camino. Si bien yo no entré a esa escuela conocí a varios músicos que se hicieron mis amigos y con ellos empecé a descubrir más artistas del incipiente rock local de los 80.

Por esas fechas (1986-1987) también ya existían artistas locales que incluso sonaban en la radio con grabaciones profesionales como Raxe, Crazy Lazy y Midas Touch yo aún no les conocía en directo. Pedro, después de un tiempo con el proyecto, comenzó a organizar conciertos los domingos en una galería de arte ubicada en la calle Morelos entre Dr. Coss y Diego de Montemayor en lo que ahora se denomina Barrio Antiguo, era una buena oportunidad para mostrar, en algunos casos el avance de los alumnos, pero también mostrarles a ellos mismos bandas ya con una trayectoria más avanzada. Yo debo haber ido a unas 3 o 4 presentaciones domingueras y conocí por fin a Midas Touch por ejemplo, ahí también conocí a Ozono Rock, o la banda de Pedro, El Delfín Electrico, un proyecto que tenía varias particularidades importantes, en los teclados estaba el maestro Ricardo Martínez ampliamente conocido por estudiantes de la Facultad de Música de la UANL, Rafael Chávez que era un estupendo baterista, pero además un gran vocalista y Pedro, quien destacaba pues en ese ejercicio usaba una guitarra sintetizada de Roland que era toda una novedad a nivel mundial en esos días, con un amplificador Marshall que solo los podías ver en fotos de revistas norteamericanas, en el que igual interpretaban canciones propias con influencias espaciales e incluso un formidable cover de Deep Purple o Hendrix.

En definitiva, esta escuela, que se ubicaba en el centro de Monterrey en las calles de Jerónimo Treviño y Amado Nervo, fue un detonante para varias bandas que surgirían en esos días, ya sea que fueran estudiantes de esa escuela o en su defecto bandas que se podían mostrar en los eventos de los domingos, aquí por ejemplo me tocó conocer a Warning. . Entre las historias que me contaban quienes iban a la escuela de Pedro había una muy interesante que era que un músico local contemporáneo de Carlos Santana y Javier Batiz se había ido junto con ellos a buscar fama a los Estados Unidos, pero que solo Santana lo había logrado, además a nivel local era muy respetado por su gran talento, era el famoso “Simón” Tamez. Cuando Warning estaba programado en los conciertos de domingo la expectativa era que la banda la integraban dos hijos de “Simón”, legamos al lugar, al cual por cierto no iba mucha gente, donde había dos opciones para los escenarios, uno al aire libre en el patio de la casona y el otro dentro si es que las condiciones del clima complicaban el exterior. El día del concierto de ese día  era al aire libre y yo en lo personal quedé profundamente impactado por muchos factores, el primero de ellos obviamente era por su ejecución en directo, tocaban heavy metal en inglés, tenían canciones propias, pero además eran unos niños prácticamente, como yo, Iván se hacía cargo de la guitarra y en el escenario era un huracán, no dejaba de moverse y gesticular además de su increíble manera de tocar, en la batería estaba su hermano Raúl de 12 años que lo hacía en exceso bien para su corta edad, Arturo era el bajista de la misma edad de Iván unos 17 años, los mismos que yo y que le daba toda la solidez a la banda cuando había solos de guitarra, también llamaba poderosamente la atención el cantante A.D. Ibarra que era quien se notaba más grande en edad y eso lo destacaba pues tendría a lo mejor unos 24 años y a lado de ellos se veía mayor, pero en ejecución además de un muy buen inglés tenia un registro vocal muy efectivo, recuerdo por ejemplo de cover “Queen of the Reich” de Queensryche que para quien lo conoce sabrá de la dificultad de cantarlo.

 

 

Foto- Arturo Aguirre

Me volví seguidor de la banda y de Iván Tamez en particular un gran fan de su calidad de músico, somos amigos y él sabe de mi admiración, recuerdo haber asistido a una semifinal de un concurso de bandas a nivel nacional llamado “Rock en tu Idioma” que tuvo efecto en la Arena Coliseo de Monterrey de la cual fueron seleccionados para la final que tuvo lugar en la ciudad de México. Independientemente del resultado que hayan obtenido las críticas fueron muy buenas y creo que para el momento tanto social como musical de la ciudad fue un logro importante. Más adelante recuerdo otro concurso organizado por Pepsi buscando talento local para abrir un concierto para El Tri en la Monumental plaza de toros en el cual salieron elegidos junto con otra banda llamada Corrupción de la cual luego les platicaré.

 

Con el paso de los años y en un proceso de maduración y de resignación si es que querías vivir de la música todos empezaron carrera en bandas de bares y bodas o dando clases, en particular Iván posterior a Warning creó grandes bandas entre ellas Acarnienses, Reactor, Mamíferos Habituales y Gígur todas con el sello característico de Iván, Rully su hermano también participó en grandes proyectos locales como La Tupaia y Koervos de Malta, pero su momento grande llego cuando fue elegido para tocar con Victimas del Dr. Cerebro. Arturo siguió en el medio de la música. Unos años después Iván forma Maligno…….pero esa es historia para otro día………continuará.

 

 foto- Iván Taméz Warning

Añadir un comentario