ARCHIVOS CLANDESTINOS

 

Parte 1
Por Ivan Moreno. Monterrey N.L., 25 Mayo 2020.- Hace unos días en una reunión virtual por el confinamiento entre amigos de Monterrey y uno de CDMX preguntaban ¿cuál sería la banda del genero Rock/Metal regiomontana más representativa o referente de Monterrey para el resto de México? y me pensé: ¿Quién puede ser?
Basado en mi experiencia como músico y fanático de la escena metalera de Nuevo León desde
mitad de los años 80, me parece importante platicar de aquellas bandas del pasado que sentaron
las bases, mi idea será también poner en contexto el tiempo, los momentos, las alternativas, en
pocas palabras ubicar el momento en que estas bandas aparecieron.

Era finales de 1985 estudiaba la preparatoria y como evento de fin de semestre y vacaciones
navideñas llevaron a un grupo a tocar, yo nunca había escuchado una banda en directo de
Monterrey, montaron un pequeño escenario y arrancó el “concierto”, el grupo integrado por solo 3
músicos batería, bajo y guitarra que también cantaba, la primer sorpresa fue que era una banda de
Heavy Metal, segunda sorpresa que cantaban en español, tercer sorpresa era canciones propias, la
banda se llamaba ZEUS. Está de más decir que causó gran impacto en mi justamente por esas
sorpresas que acabo de mencionar, regresando de esas vacaciones empecé con la idea de hacer
una banda de rock, solo tardamos 6 meses en poder hacer nuestra primera actuación, pero Zeus
fue determinante, bueno también Iron Maiden y su “Live After Death”.
A partir de ahí empezamos mis colegas de escuela y futuros “bandmates” a buscar eventos con
mas bandas de la ciudad, empezamos a indagar nombres y lugares para poderlo escuchar pero
esas épocas eran complicadas, si había actividad, pero como que estaba fuera de nuestras
posibilidades principalmente por nuestras edades que oscilabas entre 15 y 16 años, así conocimos
a otras bandas como Niña Violeta y Fases que andaban en un rock más suave y también a Crazy
Lazy, las tres bandas se presentaron juntas en los patios de la Universidad Regiomontana en una
tocada de mediodía, así que salimos de la prepa y nos trepamos a un camión urbano para llegar al
concierto, cuando entramos el cantante de la banda se despedía y agradecía la oportunidad de
presentarse, o sea el show terminaba con esa ultima canción, era Crazy Lazy y tocaba un “cover”
de Black Sabbath.
ZEUS editó un disco en formato LP con el apoyo del Instituto Mexicano Británico de Monterrey
A.C. (IMBAC), el disco titulado “Preso” con 10 temas todos propios de la banda, he de decir que la
calidad de grabación no fue lo mejor por desgracia, pero demostraba su calidad musical. Integrada
por Néstor Rene Mendoza en Guitarra y Voz, Francisco Herrera en bajo y Ruben Hinojosa en
batería.

La cúspide metalera de ZEUS llegó con la presentación del disco, de nueva cuenta apoyados por el
IMBAC organizaron un concierto en el Gimnasio Nuevo León el 16 de Julio de 1986, para hacer
mas atractivo el cartel trajeron a LUZBEL de la Ciudad de México, fue su primer visita y la estrategia
funcionó, el público se volcó al evento, recuerdo el exceso de policía pues el recinto es del
gobierno, yo con 15 años todo resultaba nuevo y hasta cierto punto apabullante, como el cartel lo
anunciaba la banda que abriría sería ZEUS y lo hizo por demás bien pues el atractivo era Luzbel,
pero los regios supieron ganarse bien al público, yo ya los había escuchado y sabía de qué estaban
hecho,  pero creo que para la mayoría era su primer escucha, Nestor nos puso a corear “Víctima de la Noche” cumpliendo a cabalidad su actuación. De Luzbel sobra decir que fue una actuación
memorable, la calidad de músicos era por demás evidente ellos con más experiencia y edad que
los locales hicieron suya la noche, la banda también estaba presentado su LP “Pasaporte al
Infierno”, con su música y destreza de su cantante Arturo Huizar, recientemente fallecido, hicieron
la noche suya.

Perdí la huella de ZEUS los años posteriores solo recuerdo haberlos visto como banda
acompañando a Benny Ibarra de Timbiriche en un programa de televisión de Televisa, años mas
tarde mi hermano Adán tocó en una banda junto a Néstor Mendoza que a mí me permitió
también poder tener una amistad con él y en alguna borrachera le confesé que si no hubiera
tocado en mi prepa en 1985 tal vez yo no existiría y como consecuencia no estarían leyendo estas
letras……….pero eso es otra historia…………continuará

Añadir un comentario