No solo lo viejo es bueno, Texcoco cuna de muy buen rock

 

No solo lo viejo es bueno

Por Bárbara Escaler

Texcoco, Texcoco, Texcoco y ¿por qué Texcoco? esto lo he traído en mi mente desde que fui como juez a una Batalla de Bandas en San Juan Teotihuacán y participaron varias bandas de la zona, entre ellas: SINO yArvik 90 y podríamos decir que algunos de ellos no suenan al 100% todavía ¿y qué? eso es producción y perfeccionamiento, ya quisieran muchas bandas encontrar su sonido y sonar así al inicio de su carrera.

Después de la batalla de bandas la mayor sorpresa llegó, se inscribieron al Festival Emergencia Estado de México varias bandas de aquellos lares, y conocí entonces a Vega Band y a mis amados Los Cienpiés y al Ruido y la Furia y fueron ellos los que volaron mi mente y me llevaron a escuchar más de Texcoco. Conocí y escuché propuestas que rompen el esquema del copia y pega que inunda la escena actual, con una calidad de ejecución increíble, con historias que contar que hacen que tu corazón vibre al escucharles e incluso llores o sonrías. No, no hablamos de cualquier banda, hablamos de algo que yo ya había visto antes, mucho antes en la escena nacional, lo había visto en mi natal Satélite, Naucalpan en los 90’s. El nacimiento de una generación de bandas que dieron de qué hablar, donde cada fin había una tocada y los cinco o seis foros de la ciudad de México y el único en el Estado de México se saturaban de músicos y melómanos para conocer la propuesta ACTUAL de música original, el movimiento fue nacional, pero la zona Satélite (contando sus alrededores) dio mucho. La Lupita, Café Tacuba, Resorte, La concepción de la luna, El Clan, La Castañeda, Sekta Core, entre muchas otras que si bien no se hicieron famosas todas yo se les digo: ERAN INCREÍBLES. Por cien pesos con barra libre te ibas cada fin a escuchar a estas grandes bandas que junto a las de CDMX, las de otros estados e incluso de otros países hicieron de los 90’s algo espectacular… pero «Seatlelite» como se le llamó por recordar al movimiento musical de Seatle de aquella misma época, fue algo que llamó la atención, y ahí estaba yo, en medio de todo eso, trabajando en el foro La Viuda y acompañando a muchos de esos músicos, que eran mis amigos, en su andar. Por ello veo en Texcoco un semillero que vale la pena mencionar y observar. Porque estoy segura de que para que esta cantidad de bandas de calidad nazcan en un mismo lugar debe haber atrás algo que los ayude a explotar su talento. Así que me di a la tarea de entrevistar a las bandas que conozco de esos lares, a un gran amigo que además trabaja en un foro y a otro gran amigo que da un apoyo increíble a la escena de esos dos municipios (San Juan Teotihuacán y Texcoco) a través de su movimiento BDB.

Voy a resumir un poco de lo que me dijeron, mis preguntas fueron ¿Cómo describirías el ambiente cultural en Texcoco? ¿Cuáles son los apoyos gubernamentales, de público y de foros locales a la escena? ¿Porqué crees que Texcoco tiene tantas propuestas de calidad? Cómo banda ¿qué te ha hecho crecer siendo de Texcoco? y por útimo ¿qué banda de Texcoco recomendarías? Y pues aquí les doy las respuestas de las bandas, primero pondré la banda (denle click al nombre para ir a su spotify) y resumiré lo que me respondieron. No me gustaría resumir, pero sé que mucho texto da flojerita a algunos y pues…. ok los ayudo con eso.

Texcoco es un municipio donde el arte emana de todos lados; es tierra de artistas. Cuenta con 2 escuelas de música de gobierno, 2 escuelas privadas de música, 1 fábrica de artes y oficios, 4 pueblos que se dedican a la música de aliento, 4 foros de renombre nacional, el Centro Cultural Mexiquense Bicentenario, 3 plazas destinadas a entretenimiento público, la famosísima Universidad Chapingo que promueve el arte a niveles muy grandes, varias casas de cultura y bibliotecas que de igual forma promueven el arte, 2 salas de ensayos y 3 estudios de grabación, que aunados a los varios festivales músicales y artísticos tanto gubernamentales como privados fortalecen el arte creando suficientes espacios para todos

Texcoco ha sido cuna de artistas, el primer oleaje de bandas fueron las encargadas de difundir la música independiente en muchos géneros. Algunas de ellas fueron Los Rústicos, Los Superfinos Negros, Galera, La Canija Lagartija, Muerte Chiquita, Acolhua, Bar de Monjas, Los ja ja ja, Mother Tool, Elemment, Sostener, Kuahuiatl, Igual Fanta, Antílope, Pork Side, Septicemia, Warpigs, Alacena, Venus in furs, Way Out, Duxon, Alazena, los hermanos taxidermia, Dixie, Trabe, Ballena, Los Matine, Tupacamaru, Freaks, Smash-O, Martin Cruz & Los Reemplazables, El Ruido y la furia, Los Hi hats 104, Circo Bizarro y Fortea. (Nota de Bárbara, he escuchado a algunos, ahora los tendré que escuchar a todos). Estas mismas bandas inspiraron a varios jóvenes no solo a tocar sino a crear.

Es importante mencionar que los foros, casas de la cultura, lugares públicos les abrieron las puertas a estas bandas cuando las tocaron, creando esos espacios que hoy existen.

Muchas de las «nuevas bandas» no son tan nuevas, son músicos estudiados, que vienen de proyectos que por diversas razones desaparecieron y que aportan a las nuevas bandas la experiencia.

Las escuelas de alto nivel como la Escuela Preparatoria de Texocco y la Universidad Autónoma de Chapingo juegan un papel muy importante, ya que llegan a ellas cientos de estudiantes foráneos que aportan diversas ideas, un bagaje cultural de sus propias regiones que se terminan fusionando en las ideas artísticas que nacen en Texcoco.

Todo esto también genera competencia, la competitividad durante eventos como las guerras de bandas, motiva a las bandas a subir su nivel de calidad y refinar sus propuestas. Al final todo esto se une y termina creando una fraternidad artística, donde todos se conocen y coinciden. El artista texcocano siempre ayuda a otro artista.

Bandas que recomiendan: Los cienpiés (ya les he platicado de ellos en notas anteriores), Vega Band, Tupacamaru, Abedul, Trabe ballena, Azul & Guerra, El Ruido y la furia (ya también reseñado en esta columna), Moctezuma, Circo Bizarro.

Las bandas Texcocanas cuentan con el reconocimiento y sobre todo apoyo del público texcocano, con la motivación al ver el crecimiento de las mismas bandas locales y la remuneración económica de los foros locales.

  • César Córtes de la banda Freaks y director del movimiento BDB

Para empezar César me comenta exactamente lo mismo que Patasola, la tradición  musical de Texcoco, la importancia de los músicos de la montaña dedicados a la música de aliento, Chapingo donde el mismísimo Alvaro Carrillo estudió, donde hay una comunidad de alumnos Oaxaqueños bien alfabetizados en el rubro de la música es importantísima. Esta misma universidad cuenta con su propia estación de radio que comenzó en 1930 y tiene actualmente un programa dedicado solo al Rock. Así mismo la cantidad de Festivales, foros e interacción entre los músicos. Todo esto hace de Texcoco uno de los principales municipios «exportadores» de músicos de orquesta a todo el país.

Nota: En Octubre, durante el Festival de Alientos, desfilan entre mil y mil quinientos músicos de la zona de la montaña Texcocana.

César recuerda desde los 90’s el nacimiento de proyectos de participación y colectivos que generaron la apertura de los espacios que ya mencionamos, muchos de ellos aún permanecen.

Muchos músicos de la Escuela de Bellas Artes de Texcoco se han colocado en la superior.

Menciona cada uno de los Festivales que fomentan el arte, Feria rural de Chapingo, Festival Nezahualcóyotl, Festival de las almas (ahora extinto), Festival de La Nave Va, Beer Fest y Festival de Arte Urbano – en el ya mencionado Centro Cultural Bicentenario Mexiquense- y obviamenta la Batalla de Bandas BDB organizada por él junto a otro par de foros de la zona. En específico me comenta que el Festival de Arte Urbano al ser de nivel nacional ha fomentado que las bandas locales busquen profesionalizarse para estar al nivel.

Punta del Iceberg: La suma de la tradición  musical, alta exposición a festivales, nacimiento de colectivos, apoyo de instituciones y foros son los ingredientes para el surgimiento de bandas con inquietudes que caen más allá de un pasatiempo.

César a los 15 años y siendo estudiante de la Escuela Preparatoria de Texcoco, mencionada arriba, formó su primera banda con los integrantes de lo que después se conocería como Muerte Chiquita, siendo este uno de los proyectos más sobresalientes de Texcoco. A esa edad César ganó un tercer lugar en una batalla de bandas que lo llevaría a su primera presentación en TV, pero lo más importante toda esa primera aventura lo empapó del camino de la música emergente y autogestiva. Todo lo anterior con el apoyo y financiamiento de la Preparatoria.

Y más importante que los apoyos recibidos por las diversas instituciones es la participación de los colectivos la que ha marcado fuertemente la escena local.

César eventualmente se mudó a San Salvador Atenco y formó su propio Grupo Cultural en el municipio. Esto fomentando el crecimiento del arte en dicho poblado.

Volviendo a Texcoco y como banda, Freaks encuentra, como mencionamos antes, espacios debido a que la oferta de entretenimiento musical en Texcoco es tan grande como los espacios con los que se cuenta, mencionando además de todas las ya dichas anteriormente, la reciente apertura de el FARO (Foros en diversos puntos del Estado y CDMX atendidos por dependencias gubernamentales)

César comenta que aunque existían muchos foros desde hace años que proporcionaban espacios a la escena, terminaban cerrando por no poder sostenerse. Y así fue con la mayoría a excepción del Doppler quienes han sabido manejar sus carteles y fechas de manera que han podido crecer y proporcionar un espacio de mucha calidad. Aunque esto, de alguna manera, complica un poco la entrada a la escena emergente.

Así, siendo testigos de esto, propusieron a algunos bares competir con los demás foros abriendo la puerta a la escena emergente, a pesar de que se acercaba la feria del caballo, que ocasiona un par de semanas malas para los foros locales, y luchando también contra la resistencia de los foros que habían tenido mala experiencia con bandas de la escena de la CDMX y por ello se orientaban más a los tributos, lograron proyectar y ejecutar una Batalla de Bandas, la primera de ellas en abril del 2017 y ¡PUM! los foros se llenaron. Fórmula: precios razonables, excelente trato a las bandas (importantísimo), producción decente, planeación y cero elitismo junto a jueces de gran conocimiento y relaciones en el negocio de la música. -En este momento Bárbara Escaler, la autora se sonroja por haber sido parte del jurado =) – Esto hizo que lugares como Pirul y Punto se enfocaran una vez más a ser un espacio para el Rock Emergente.

Para sobrevivir Freaks, como banda, considera que lo primero es la autogestión, el crear sin encajarse. Su crecimiento recayó en los espacios que apuestan por la experiencia, profesionalismo y creatividad; en un público que sigue necesitando acción; en los medios de comunicación independientes que han apoyado para crear público para esa escena. Y una vez más, en la unión de la comunidad artística.

La banda que nos recomienda: Patasola, entrevistados aquí arriba, recomendados por mí en mi nota anterior y que serán protagonistas de mi siguiente columna.

Tonatiuh, vocalista de El Ruido y la furia, recomendado y mencionado aquí arriba, nos platica que él notó un apagón de varias bandas en los últimos años, lo cual propició que se formaran muchas bandas nuevas en Texcoco, propuestas más maduras, mejor trabajadas y más elaboradas. Esto lo dice como músico y como trabajador del foro Pirul y Punto. En segundo punto él ve que la camaradería entre las bandas y con los venues ha propiciado el crecimiento. Texcoco es una ciudad pequeña con pocos foros, pero aquí entran en juego los colectivos y sus gestiones, que promueven y abren espacios.

La banda que nos recomienda es «Moctezuma»

Y pues aquí viene mi opinión al respecto, si bien las primeras dos opiniones son muy similares la tercera para mí completa un punto muy importante; me atrevería a decir que la unión de las bandas locales sería el primer punto que todos ven como motor de este movimiento; entre ellos se recomiendan, se escuchan y por ende se ayudan y motivan a mejorar. Vieron una problemática local -foros para tributos- y actuaron para cambiar la historia. Esto enfocado a las bandas emergentes y/o autogestivas.

Ahora, el gobierno, los foros, las dependencias: Apoyos monetarios, apoyos con espacios, fomento para la cultura en escuelas… ¡Qué importante resulta esto! ¿Tú sabes qué apoyos da tu municipio al arte y a las culturas? ¿Conoces los espacios municipales que puedes ocupar y gestionar? ¿Tienes un team de bandas locales con el que trabajas para aperturar estos espacios? Si respondiste que no a todo, corre y búscalo, porque en Texcoco está funcionando y si no los hay APRENDAMOS A EXIGIRLOS.

Tercero: El público, en CDMX y la zona conurbada del Estado de México abundan los bares que dicen «le damos a la gente lo que quiere» y yo digo, tal como se demuestra en Texcoco, la gente quiere música, la original se vendió en su momento, no se necesita tener siempre covers o tributos, si tienes calidad la gente serguirá asistiendo y se acostumbrará a escuchar música original. Nunca vas al cine a ver la misma película, ¿porqué vas ir a bares a escuchar a nuevas bandas tocando música de las bandas de antes? En los 90’s se pudo, en Texoco se puede… tomen las riendas y hagamos arte, para que haya en toda localidad un oleaje de bandas nuevas tan fuerte como el de Texcoco.

Yo, en particular, soy fan de las tres bandas entrevistadas. Soy fan de otras que no pudieron participar en esta entrevista y agradezco además de su tiempo para responder mis preguntas su garra para seguir en esto y deleitarnos con arte tan bien hecho, pero sobre todo hecho con todo el corazón.

Texcoco, un ejemplo a seguir.

Bárbara Escaler sígueme  en Instagram como @BarbyEscaler Twitter @Barby Escaler Facebook /KoshaProducciones & /Barbara Escaler – Escritora  y en Word Press Bárbara Escaler

Añadir un comentario