México Metal Fest Se sigue consolidando.

 

SONY DSC

Por Fernando Santana.

2 de diciembre, Monterrey, Nuevo León.-El México Metal Fest es ya uno de los festivales más importantes del país, de los mejores organizados y más confiables y esta cuarta edición lo volvió a comprobar y sorprendió dando un paso más allá y anunciando en las megapantallas ubicadas a un lado de los escenarios la fecha de su edición 2020 y revelando a tres de las grandes bandas con las que contará, haciendo que el júbilo de los asistentes que apenas asimilaban las emociones por la grandeza que acababan de experimentar explotara, igual que los fuegos artificiales que iluminaban el cielo sobre ellos casi al final del evento.

Es interesante como en el caso del México Metal Fest se puede hablar ya de esta continuidad, una continuidad ascendente, que abarca todas sus ediciones y resulta evidente cómo la organización se ha dado a la tarea de ir corrigiendo los pequeños detalles que no fluyeron bien en el pasado.

Este 30 de noviembre Monterrey (o el municipio de San Nicolás de los Garza, para ser más exactos) recibió a las decenas de miles de metaleros que llegaron a la Explanada del Estadio  de beisbol de los Sultanes con un radiante y muy fuerte sol. Las puertas del recinto abrieron desde las diez de la mañana y el acceso se dio de manera muy ágil, sin ningún problema. Fue la legendaria banda regia Mortuary los que iniciaron las actividades a las 11:35 de la mañana en el escenario MF, seguidos por Pactum a las 12:10 en el MX Stage mientras Folkrieg Techcatl se apoderaba del Trve Stage, un escenario más pequeño y alejado que complementó esta dinámica muy funcional: cuando una banda termina en uno de los escenarios grandes la siguiente comienza en el otro escenario grande y entre las bandas del escenario pequeño hay sólo una pausa de quince minutos, asegurando así que siempre haya música en el festival, siempre una banda que ver.

La variedad estuvo presente, hubo heavy, thrash, death y black metal. Skull Fist bombardeó con su carisma y metal rápido y melódico el MF Stage y la gente comenzó dos grandes mosh, donde la diversión se vivió a tope y la gente salía con una sonrisa, o con sangre… o con una sonrisa y sangre.  Uada y Havok fueron también muy bien recibidos y la primera banda ya de grandes ligas en tocar les seguiría: Deicide, una de las bandas más populares del death metal que hizo que la gente hiciera headbanging salvajemente y hasta crowd surfing. Era el tiempo del death metal ya que siguió Six Feet Under que recibió muy buena respuesta, sobre todo cuando tocaron Hammer Smashed Face de Cannibal Corpse, canción inseparablemente ligada a su vocalista Chris Barnes que insistentemente le declaró su amor al público: “we really love you”, repitió varias veces. 

Una de las bandas legendarias del death metal pero ahora del estilo melódico sueco seguiría: los legendarios Unleashed. Los vikingos lo dieron todo en el escenario y el público respondió al mismo nivel, dejando a su líder Johnny Hedlund visiblemente contento y sonriente. Y después más de Suecia, pero ahora los encargados de poner la parte más melódica del festival: Hammerfall. La banda es una máquina de heavy metal de hacer himnos que fueron muy coreados por el público y, junto con Possessed y Emperor, fueron de los que más atrajeron público al festival, de los que más quería ver la gente y se notó por como respondían muchos, con gran euforia que en muchos casos llegó hasta las lágrimas. 

En el escenario pequeño al mismo tiempo sonaban Voltax y Majestic Downfall, bandas mexicanas de la mejor calidad que dejaron al público más que satisfecho y, volviendo al MF Stage, Dark Angel hacía de las suyas con su thrash metal, con Gene Hoglang en la batería catapultando el poder de la banda exponencialmente.

Después seguiría Possessed, los legendarios, los precursores. La gran banda de culto invocó su poderosa música en el escenario, encabezados por Jeff Becerra que se movía de un lado a otro en su silla de ruedas. Que lección sobre lo que es una banda legendaria y una presentación estelar. Enormes. 

Y después la banda principal: Emperor. Los noruegos descargaron ese black metal de nivel superior de manera impecable. Son intocables. Y la gente obtuvo por lo que fue: una presentación de primera, en un escenario y en un festival que ya puede competir con los más populares del mundo.

Dos bandas siguieron a los cabezas de cartel: Dying Fetus y Nuclear Assault. Los primeros dieron cátedra de death metal técnico y súper potente y los segundos lo dieron todo, thrash a tope, sólo que tuvieron problemas de sonido, la guitarra del vocalista John Connelly fallaba lo que lo llevó a hacer una rabieta que resultó productiva ya que gracias a ella los técnicos corrigieron la falla haciendo que la gente aumentará la intensidad del mosh, que nunca se había detenido.

Y este hubiera sido un gran final para una jornada de más de 14 horas ininterrumpidas de metal sin embargo el Tío Metal aun anunciaría a tres de los grandes que estarán en el México Metal Fest V: Sodom, Mayhem y Tankard, el 14 de noviembre de 2020. 

Y Los boletos se pondrán a la venta a partir de este 09 de diciembre. ¡WOW! ¡PINCHE METAL!

MÉXICO METAL FEST: ¡SEMPER ASCENDENS!

SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC

 

SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC

 

SONY DSC

SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC

 

SONY DSC

 

SONY DSC

 

SONY DSC
SONY DSC

 

SONY DSC
SONY DSC
SONY DSC

SONY DSC

 

 

Añadir un comentario