Homenaje a Celso Piña, La Cumbia Llegó hasta el Cielo


Por: Marisa Garza.

Monterrey, N.L. 27 de agosto.- En la Explanada de los Héroes, ante más de quince mil personas y  un gran desfile de artistas, se le rindió un homenaje póstumo por parte del gobierno del estado y Conarte al rebelde del acordeón, Celso Piña;  La Ronda Bogotá fueron los anfitriones y Gerardo López Moya, destacado comunicador, fue el conductor del evento para la señal del Canal 28 a la que se enlazaron más de veinte medios.

 

Todos entregaron su corazón y su respeto ante el legado de Celso Piña; Pato Machete, El Gran Silencio, Inspector, Paco Silva, Javier López, Los Siriguayos, Morenito de Fuego, La Morocha, El Plan, Becerros, Los Niños del Vallenato, Erik Joao, El Plan, Los Kombolokos, Pepe Elizondo de Pesado, Poncho Herrera de la Calaca, La Morocha, entre otros.

 

El Sonido Dueñez fue encargado de dar inicio a esta celebración, que por momentos parecía que se cancelaría ante la lluvia que hizo tronar algunas luces, afortunadamente Tlaloc, quien quiso hacer su acto de presencia, nos dio tregua para echar cumbia.

 

Se pudo observar a familias completas, adultos mayores y todo tipo de público que no dejo de corear, bailar, gritar el nombre de “Celso, Celso”, y a cada agrupación pedir la clásica “Otra, otra, otra” durante las más de tres horas que duró el evento.

 

Don Isaac Piña, padre del homenajeado, subió al escenario para cantar “No tienes corazón” una canción de su autoría para al terminar recibir un Reconocimiento Póstumo, por parte de Autoridades y del Gobernador Jaime Rodriguez quién fue abucheado por el público; Don Isaac dijo agradecer la distinción pero que no era un reconocimiento porqué eso era para las personas muertas y su hijo está vivo en su corazón.

 

Al escenario siguieron Paco Silva y Rubén Piña para interpretar “Como el viento”, luego El Gran Silencio con “Cumbia Poder”, dos canciones muy importantes en la carrera de la agrupación, no podríamos destacar un momento en especial o cuál canción prendió más entre el público por que la entrega arriba y abajo del escenario fue total durante todo el evento. Dicen que el mejor homenaje es en vida, pero sin duda se cosecha lo sembrado y el cariño de todos los presentes es un consuelo para su familia y sus músicos que ahora les toca continuar con su legado. Felicidades a todos los asistentes y a la autoridades que hicieron posible hacer llegar la cumbia hasta el cielo.

 

Añadir un comentario