Festival Riendo por la Vida

 

Este viernes 19 de julio se realizó el Festival de comedia y bienestar Riendo Por La Vida en  Monterrey. 

Los reconocidos comediantes Mike Salazar, Alán Saldaña, Gon Curiel y José Luis Zagar hicieron pasar un muy buen rato y reír a carcajadas a las miles de personas que asistieron al evento. 

Es interesante saber que Riendo Por La Vida no fue sólo un festival de comedia: es una plataforma de entretenimiento digital y presencial de comedia y bienestar que tiene como objetivo promover la felicidad y que parte del hecho de que la depresión es un problema de salud muy grave en México y de que el humor tiene una influencia benéfica en la salud mental. Así Riendo Por La Vida es un concepto que opera simultáneamente en el ámbito digital, usando como herramientas al Internet y las redes sociales para publicar contenido que busca entretener, inspirar y hacer reír, y en el ámbito vivencial: con eventos como el del pasado viernes, para los que han buscado alianzas con reconocidos comediantes e influencers. 

Es curioso como nadie se libra de las bromas de la vida… y en esta ocasión fue a los organizadores de Riendo Por La Vida a los que la vida les jugó una mala pasada: el evento iba a ser en la Arena Monterrey pero tuvo que realizarse en el estacionamiento de la misma. La razón: “problemas en el sistema hidraúlico” (más tarde simplemente se dijo que no había agua en la Arena). Ese hecho provocó la inconformidad de muchos de los asistentes que optaron por pedir el reembolso por sus boletos, que se dio ahí mismo en taquilla. 

La organización del evento ofreció una disculpa en video en las pantallas gigantes localizadas a un lado del escenario en el que explicaban lo sucedido y agradecían a la gente que optó por quedarse. También los cuatro comediantes agradecieron al respetable y comentaron que cuando se enteraron del problema todos optaron con seguir con el plan y dar el show. Ninguno se puso de diva, fueron profesionales y eso se agradece. 

Los cuatro comediantes mostraron un dominio total del escenario y de sus rutinas. El impacto que tiene el entorno en la comedia que desarrolla un artista es importante y Mike Salazar, Alán Saldaña y José Luis Zagar se sienten muy de aquí, muy norteñotes … cada uno con su estilo característico: Zagar es como el tío que se pone a contar chistes y divierte a la familia (un tío verdaderamente chistoso, que puede ser comediante profesional, no el clásico “tío chistosito”, aclaro), Salazar es como ese compa joven con el que se disfruta tomarse unas cervezas en la carnita asada y Saldaña es el bato de barrio, su “streetcomedy style” se siente genuino y natural… como que ese bato siempre es así, no sólo cuando está en el escenario. 

Y luego está Gon Curiel. Un estilo completamente diferente, más elegante. El único foráneo, de la Ciudad de México. Y el único usando traje y corbata. Zagar, Saldaña y Salazar se sienten como en casa, como de casa… por la sencilla razón de que son de casa y su comedia conecta inmediatamente y de manera natural con la idiosincrasia de la gente del norte. Más específicamente del noreste… y más específicamente aún, de Nuevo León. La comedia de Gon Curiel es más neutra y su ingenio y los temas de actualidad que abordó hicieron que fuera muy bien recibido por el público.

Un acierto el haber tenido un comediante invitado de fuera, de lo contrario el evento, pesé a su magnitud, corría el riesgo de sentirse muy local.

Fue el equipo que produjo los dos especiales de Franco Escamilla para Netflix el que decidió crear el primer Festival de Comedia y Bienestar en México, luego de la experiencia que generó en ellos el acompañar a Franco en su gira por Europa y Asia, que culminó en un lleno total en la Arena México. 

El Festival Riendo por la Vida se llevará acabo no sólo en Monterrey sino también en Guadalajara y en la Ciudad de México. 

 

Añadir un comentario