No solo lo viejo es bueno -Los Cienpies – Virtuosismo emocional

 

 

No solo lo viejo es bueno- Por Bárbara Escaler

Los Cienpiés – Virtuosismo Emocional

 

Esta semana para No solo lo viejo es bueno les voy a presentar a una de mis bandas favoritas del momento: Los Cienpies.

No, no es un error de la redacción, Los Cienpies rompen la regla ortográfica a propósito y lo hacen con el mismo estilo con el que tocan.

Para mí hay tres tipos de virtuosismo “El despliegue vulgar de virtuosismo”, aquél en el que una canción o todo un show gira por completo en hacer lucir a un músico que con increíbles habilidades toca muy rápido, muy complejo y apabulla; incluso en el rostro del músico puedes ver la dificultad de la ejecución. Por poner un ejemplo de show del estilo mencionaría el G3, un show que si no eres músico es algo difícil de vibrar; por supuesto que todos lo apreciamos, pero difícilmente vibramos al verlos por más de 15 o 30 minutos. Está también el “virtuosismo personal”, es aquel en el que un músico o un conjunto de músicos trae una idea personal muy profunda y viaja a ese ritmo, no le importa si el escucha lo comprende o no, el escenario es suyo y lo que hace también, aquí entraría la mayoría del jazz o bandas como King Crimson; estilo que, aunque tiene mucho más sentimiento que el anterior, no termina de involucrarte en su viaje. Es muy apreciable, un espectáculo interesante, pero difícilmente te ves reflejado en esa música, no ves en ella tu vida diaria ni tu último amor, solo el talento innegable e inigualable de alguien más… y entonces llega el “virtuosismo emocional”, este resulta ser mi favorito; es aquel en el que toda intención, cada nota perfecta, cada riff, cada pequeño o gran detalle se centran en función de la canción, de que sea perfecta, que transmita cada sentimiento y sea percibido por cualquier ser humano, por mortal y común que sea, es aquel en el que sin la necesidad de ser músico ni de ser melómano vas a sentir algo, quizá no sepas que fue lo que disparó la dopamina, ni que fue eso que resonó en tu pecho y que te sacó una lágrima, una sonrisa o erizó tu piel. Es ese virtuosismo de una banda que se sube al escenario y no le cuesta trabajo tocar la canción y sonreír entre ellos, bailar e involucrar a la audiencia en ese secreto que ahora comparten con nosotros. Por poner GRANDES ejemplos comenzaría con Pink Floyd y Blue October, sus interpretaciones no solo son perfectas en un sentido de ejecución y originalidad, sino completas, cada acorde de cada instrumento, la armonía, todo te invita a comprender el tema, la letra es hermosamente sencilla de entender, pero abarca un mundo de temas y sentimientos que todos hemos tenido o podemos sentirnos relacionados a ellos y entonces la magia trasciende del escenario o de la grabación a quien lo escucha e inunda el ambiente.

Hace unos días leí a un colega decir que Los Cienpies eran un “estado de ánimo”, curiosamente hace unos años yo decía lo mismo de otra banda y sí, es exactamente a lo que me refiero, Los Cienpies manejan ese tipo de virtuosismo emocional que menciono, canción tras canción te llevan a un estado de ánimo que pocas bandas logran.

Lary Arévalo, cantautora y bajista comenzó componiendo y tocando el bajo en la preparatoria, originalmente compartía sus canciones con amigos y al tocarlas con algunos de ellos alguien más las cantaba, pues Lary no sentía que su voz fuera lo suficientemente buena, sin embargo con el tiempo se convenció de la realidad, su voz es perfecta, nadie interpretaría sus propios temas como ella, cada palabra que viajó de su corazón al papel solo podría ser interpretada por ella y el resultado queridos lectores, es perfecto. Ella es una poetiza que sabe tocar magistralmente el bajo; la acompañan Gerardo a cargo de la guitarra principal, Oscar en las percusiones, Hugo toca la segunda guitarra y Christopher la batería. El sonido que estos chicos logran es único, no se puede catalogar a secas como pop, ya que toman este género y lo fusionan con ritmos latinos, rock, jazz y funk y de ahí nace el sonido único de “Los Cienpies”

Sobre las letras les puedo decir que no son cualquier cosa, palabra tras palabra los sentimientos se desbordan contándote historias completas de amor y desamor, de ilusión y desilusión, no quedan a deber en nada, mucho menos cuando se presentan en vivo.

Actualmente continúan promoviendo su primer álbum “Cuando sea verano” y su primer vídeo “Decía que te amaba”; este álbum tiene 7 canciones de las cuales mis favoritas son, “A color”, “Malas Intenciones” y “Decía que te amaba”

Recientemente han sido invitados a varios festivales alrededor de la República, cautivando al público que ha tenido la oportunidad de verlos y disfrutar de este fenómeno que va dejando huella tras los pasos firmes que están dando en la escena con calidad impecable y un sonido inigualable.

No dejen de seguirlos en sus redes sociales y de escuchar su material en su plataforma digital favorita.

Facebook: /loscienpiesmx/

Twitter: @Loscienpies

Instagram: @loscienpies

Youtube: Los Cienpies MX

Spotify: Los Cienpies

 

Bárbara Escaler sígueme  en Instagram como @BarbyEscaler Twitter @Barby Escaler Facebook /KoshaProducciones & /Barbara Escaler – Escritora  y en Word Press Bárbara Escaler

Añadir un comentario