La necesaria lucha de restablecer la memoria con Ai Weiwei

Por Alexa Legorreta

El artista y activista chino Ai Weiwei llegó a nuestro país para deleitarnos con la exposición Restablecer memorias, inaugurada el pasado 11 de abril en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) de la Ciudad de México.

La sorprendente apertura de esta exposición empieza con una gigantesca estructura de madera de un salón ceremonial chino con 500 años de antigüedad titulado Salón ancestral de la familia Wang de la dinastía Ming, el cual representa a través del tiempo los despliegues del capitalismo en China, en el que también formó parte Ai Weiwei e incluso fue un perseguido político a tal grado de ser arrestado 81 días en Pekín en el 2011 por supuesta evasión fiscal. No obstante, tras su liberación ha sido un acérrimo activista social en China para la libertad de expresión y defensa de los refugiados.

Sin duda la pieza que más impacta al público es el mural de los rostros de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, hecho de un millón de pequeñas piezas LEGO. Bajo sus rostros se cuenta cronológicamente la historia de los normalistas, tomando como parteaguas la Independencia de México y las fiestas patrias, fechas de antesala a los días más desesperantes de las familias de Iguala desde el 2014 hasta las diversas manifestaciones y declaraciones del Gobierno mexicano para esclarecer la desaparición forzada de los estudiantes. Acompañado además de una muestra del documental To Be, el cual relata dicho acontecimiento.

Aunque podríamos decir que esperábamos más piezas de exhibición, no podemos dejar pasar desapercibido el rastro de la memoria del México contemporáneo, y que nos haga encarar frente a las diminutas piezas de aquellos rostros la hermandad y comunión que se hace presente al estar viviendo la obra de Ai Weiwei.

 

 

¿Dónde? Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) CDMX.

¿Cuándo? 11 de abril – 06 de octubre 2019

Entrada Libre

Añadir un comentario