FITO PAEZ EN ESCENA MONTERREY: BRILLANTE SOBRE EL MIC

Por: Marisa Garza.

Imágenes: Escena Monterrey.

MONTERREY, N.L.- El Escena Monterrey recibió la noche de ayer a Fito Páez un músico, cantautor, cineasta, novelista, un ser humano que tiene la capacidad de tomar el dolor y volverlo arte, justo así, con los acordes de una canción que es dolor y rabia puros, “Ciudad de pobres corazones” con ese riff de guitarra lleno de furia, inició el recital del argentino,  luego de unos segundos la interrumpe para seguir con “Ciudad liberada” canción que le da nombre a su más reciente álbum grabado en 2017  hay mas de treinta años de distancia entre las dos canciones, en la primera “En esta puta ciudad todo se incendia y se va” , en la segunda: “Vivir y amar en la ciudad liberada, vivir y amar que no nos importe nada” en las que le habla a su ciudad y el mensaje llega a el mundo entero. 

Siguió con “Aleluya al sol”, una canción llena de optimismo y alegrías,  luego “Tu vida mi vida” siendo las tres pertenecientes a este nuevo álbum.

En el escenario no hacia falta nada más que Fito y su piano, en ocasiones tomaba una guitarra, acompañado por sus músicos, guitarras, teclados, dos coristas. Siempre manteniendo una conexión con su público.

Fito Paez a sus 56 años transmite energía, entrega, arte, camina por el escenario para estar más cerca de su público conformado por jovenes y adultos, el amor es correspondido y aunque  no corearon mucho los nuevos temas, los clásicos fueron cantados por todos, “Un vestido y un amor”, “11 y 6”, “Tumbas de gloria”, “Circo beat”, “Naturaleza Sangre”, “Al lado del camino” no podía faltar “El amor después del amor” entre otros temas.

Contó al publico que recuerda un incidente en nuestra ciudad, que durante una presentación  le aventaban objetos incluso una bolsa con tierra, esto paso en el Estadio  de la UANL él  tocaba antes que EL TRI en 1993.

Hubo dos chicas afortunadas que burlaron la seguridad, treparon por las bocinas y lograron subir al escenario por la parte derecha, para besar, abrazar y tomarse fotografías con el cantante, a penas el staff bajo a las chicas, y segundos después otra chica subió por el lado izquierdo y también logró entregar su cariño a Fito en un abrazo. 

Se despidió de Monterrey con “Mariposa Tecknicolor” para luego abandonar el escenario; el público se resistía a que la noche terminará, mientras el equipo técnico desmontaba los instrumentos, el público coreaba “Y dale alegría, alegría a mi corazón…” para esos momentos Fito ya había abandonado el recinto. 

El día de hoy se presenta por primera vez en Queretaro, en el auditorio Arteaga, a las 9:00 pm

Añadir un comentario