La última del año en Escena Monterrey

Por: Marisa Garza. Imágenes: Aldo Bautista.

Monterrey, N.L.- La noche del 29 de diciembre en el emblemático Escena Monterrey, se vivió ¨La última del Año¨ evento que reunió a grandes exponentes del rock regio. El público llenó el lugar casi a su máxima capacidad. Alrededor de las siete de la tarde se abrieron las puertas para dar acceso a una noche que se guardará en la memoria de todos los asistentes que pudieron disfrutar de todas las bandas, el gran ambiente, los amigos y el buen rock regio.

Los encargados de abrir el evento fueron los grupos Mezcal, Rabieta y LustMonkey, para continuar con Fer Martz quien fue parte de Zurdok banda de rock formada en 1993, junto a sus músicos nos llevaron a un viaje por los años noventas, a los inicios de la Avanzada Regia, los asistentes corearon temas “Te lo advertí”, “Hablas al revés”, “El tiempo se va” entre otros temas para terminar con “El gallito ingles”.
Cabrito Vudú, otra agrupación que cuenta con el cariño del público y con sus veintiséis años de trayectoria siguen más vigentes que nunca, en presentaciones y festivales, iniciaron su set list con “Volverá”, “Contrabando”, “Mira”, “Chivera”, “Casita” baile y buena vibra, una versión muy especial de “Mariguano de Amor” para terminar con “Tanto Corazón” aunque todos pedían otra, su tiempo había terminado. Su vocalista Felipe Salazar se dirigió al público: “Nada más les recuerdo que es la última el año, es la última vez que van a ver este cartel aquí en Monterrey, un cartel muy chingón por cierto, y ustedes son afortunados por estar aquí, entonces queremos dedicarles todas estas canciones a ustedes.”

Los siguientes en arribar al escenario fueron Las Espantosas X, Yulai y compañía subieron con la fuerza de su música, la cual es parte del movimiento regio desde 1995, siendo un grupo que cuenta con muchísimos seguidores que les entregan su apoyo en todas las tocadas y festivales en donde se presenta. Este 2018 presentaron nuevo material que ya esta disponible en plataformas digitales. En este concierto presentaron el cover “Vete Ya” de Valentin Elizalde, con el que todos cantaron con ellos, temas como “Perdón si te lo digo”, “Equivocadamente”, una versión con sax de “El amor apesta” pero no podían terminar sin interpretar el tema que lleva a dividir en ocasiones a los asistentes “Rayados mi adicción”

Big Xavi, vocalista del grupo Inspector, se presento con “Big Xavi y los Tenampa” proyecto que nace en el 2012 dando un nuevo sonido a las clásicas canciones que se tocan en el Tenampa, con su sello inconfundible de rock y ska nos deleito con “Cielito Lindo”, “Uy que gusto de volverte a ver”, “El Rey”, “La Bamba” entre otros temas. Big Xavi tomo un momento para decir a los asistentes: “Muy buenas noches yo estoy muy contento de estar aquí en Monterrey con mi gente y con mi raza, es un cotorreo muy chingón el que aquí se vive.”

El Gran Silencio fué el encargado de cerrar esta noche, los chúntaros de la unidad modelo subieron a hacer suyo el escenario y desde el primer momento entregaron al público una descarga de adrenalina y el Escena Monterrey brincó y bailó “El Mitote” Cano Hernández al terminar el primer tema preguntó a todos: “A ver mi gente ¿cómo estamos?, ¿están cansados? ¿cómo va a estar la onda? ¿van a estar quietecitos o van a brincar, o qué? Si van a estar sin brincar para tocar puras pinches rolas de Zoe… De fondo se escuchó un sonido muy peculiar, algo de timbales y una pregunta: ¿Señor locutor puede hacerme el favor de decirme que hora son? Son las cuatro con veinte, las cuatro con veinte… para seguir con “Super Riddim Internacional” la energía del público llenó por completo el recinto, todos disfrutando de esta agrupación que, siempre fieles a su esencia, logran reinventarse en cada material que nos presentan, siguieron con “América” cover de Los Tigres del norte, la cumbia siguió con el tema: “Cumbia Poder” un tema tras otro, el público se vivió entregado, “Déjenme si estoy llorando”, el poema de Jaime Sabines llenaba el recinto: “Te quiero a las diez de la mañana” una noche que no sólo fue un viaje en el tiempo, una goce de rock y de canciones que son imprescindibles en nuestras vidas, además de la poesía de Jaime: ”…Todos los días te quiero y te odio irremediablemente” versa parte del poema, para seguir con “Tonta Canción de amor” la fiesta que se estaba viviendo se presentía su final, pero el grupo nos tenía una gran sorpresa, con dos guitarras, un pandero y bajo, volvimos a disfrutar del DOFOS, “Criaturas de Luz”, “A contra reloj” entre otros temas.
La última del año fue un éxito en asistencia, en organización y seguridad, esperamos que el Escena Monterrey nos siga sorprendiendo con carteles como este, en el que estaremos presentes siguiendo la música.

Añadir un comentario