“Puras Cosas Maravillosas “

Por Marisa Garza
 “Puras Cosas Maravillosas “
Dramaturgo: Duncan Macmillan y Jonny Donahoe
Director: Sebastián Sánchez Amunátegui
Productor y Actor: Pablo Perroni

“Cuando hablamos de depresión, no nos referimos simplemente a ‘estar triste’, sino a una enfermedad real que puede llegar a ser discapacitante o terminar con la vida”, refiere la OMS.

En México más de 10 millones de personas la padecen y se habla poco de la depresión, del suicido y de los trastornos mentales en general; esta obra de teatro pone el tema sobre la mesa, sin ser de autoayuda o aleccionador “Puras Cosas Maravillosas” nos muestra la vida de el hijo de una madre suicida; aborda la culpa que sienten él y su padre, nos hacen llevar la mirada a ver la depresión como lo que es: una enfermedad.
A través de una historia sencilla, que nos hace dar saltos entre un sin fin de emociones;
Pablo Perroni es un niño de siete años, que es llevado en coche del colegio hasta el Hospital, en el trayecto su padre le dice: “tú madre hizo algo muy estúpido… no sabe ser feliz”. El niño comienza enlistar “Puras Cosas Maravillosas” como regalo a su mamá; comienza con helado, guerras de agua, color amarillo… él con sus ojos de siete años, observa el mundo minuciosamente para descubrir los detalles maravillosos, para salvar a su madre, el niño crece ahora adolescente había olvidado la lista, y su madre cae en otra crisis de depresión y  de nuevo en otro intento de suicido. El adolescente le pide que la próxima vez no lo haga con aspirinas y antidepresivos: —“Mejor salta de un puente.— había olvidado la lista de la que nunca habían hablado, pero que su madre le corrigió la ortografía; cambia la estrategia, ahora en pequeñas notas amarillas que va dejando dentro de los zapatos, dentro de las cajas del cereal, siguió enlistando “Puras Cosas Maravillosas” el adolescente crece se vuelve un joven, un adulto con el estigma de ser hijo de un suicida con el temor de que él también se convierta en uno, le teme a la felicidad y prefiere protegerse dentro de la amargura, un día se enamora,  su novia descubre esta lista, que continúan. Esa lista que un día inició como regalo para su madre, ahora se vuelve un regalo para él.

Pablo Perroni muestra un monólogo lleno de energía, involucra y envuelve al público con una muy buena actuación, bien dirigida y con un texto completo que nos deja la sensación de querer hacer crecer esta lista, descubrir que hay más de un millón de “Puras Cosas Maravillosas”

Imágenes cortesía de La gran audiencia.


Dejar un comentario

Debes entrar para dejar un comentario.