Cine / 120 latidos

Todo sucede a fines de la década de los 80, en Francia, y 120 latidos por minuto es una pelicula donde se muestra que la acción directa tiene un efecto contundente en la sociedad y los resultados marcan una época en la que el SIDA fue un tabú y la mortandad en jóvenes heterosexuales, homosexuales y otras minorías se vieron orillados a presionar tanto a laboratorios como al gobierno para obtener un mejor trato en tema de salud.

Censurado por la prensa parisina, el colectivo Act Up realiza una serie de campañas para la prevención del VIH en escuelas; irrumpe forma pacífica en laboratorios; organiza las marchas del orgullo gay siempre concientizando a la población sobre el cuidado de la salud sexual.
La vida de cada uno de los integrantes es expuesta, pero en especial destaca la de Sean,  un chico que fue infectado por su profesor de matemáticas, y su pareja, Nathan, quien se hace cargo de él hasta el final de sus días.
La película tiene lapsos muy realistas. Su finalidad no es exhibir los horrores de dicha enfermedad, sino empatizar al receptor sobre una realidad oculta y velada que ha cobrado víctimas por la desinformación y desconocimiento sobre el SIDA.
Actúan Adèle Haenel,Arnaud Valois,Antoine Reinartz,Nahuel Pérez Biscayart. Es dirigida por Robin Campillo.

Añadir un comentario