Centenario del Natalicio de Pedro Infante

El Museo de Historia Mexicana y el Club de Admiradores Ramito de Azahar  invitan a festejar el centenario del natalicio del actor y cantante Pedro Infante, el próximo sábado 18 de noviembre a partir de las 16:00 horas.

 

La primera parte del homenaje se desarrollará a las 16:00 horas, en el Auditorio del Museo de Historia Mexicana, donde Ernesto Infante Quintanilla, biógrafo oficial  y autor del libro “Pedro Infante Ídolo Inmortal”, dialogará con Fernando Gaona, especialista en cine mexicano, para comentar aspectos y  anécdotas poco difundidas  de la vida personal y profesional de Pedro Infante.

 

Posteriormente a las 18:00 horas en la explanada del Museo de Historia Mexicana se desarrollará un programa artístico y musical donde se interpretarán sus canciones más conocidas con la participación de los cantantes Cruz Infante Jr., Daniel Infante, Alberto Jiménez, Mannelo Salas, Daniel Medina, Irsael Ricardo, Ricardo Salomón, entre otros.

 

Pedro Infante, quien fue considerado por Carlos Monsiváis a como “el máximo representante de la mexicanidad”, nació en Mazatlán, Sinaloa, el 18 de noviembre de 1917 en el hogar formado por Delfino Infante García y de doña Refugio Cruz Aranda, fue el  cuarto de quince hermanos.

 

La incursión de Pedro Infante en la cinematografía tuvo un tibio inicio, sin embargo, bajo la dirección de Ismael Rodríguez, Rogelio A. González Jr. y Miguel Zacarías  su talento surgió y protagonizó algunas de las películas más populares y entrañables del cine mexicano, siendo el único artista que a través de generaciones ha unificado los sentimientos de jóvenes y adultos llevándolos de la risa al llanto.

 

Su debut en el cine fue como extra  En un burro tres baturros, sin embargo siempre se le recordará  vestido con el uniforme de tránsito de Pedro Chávez, de  A toda máquina (1951), donde compartió el estelar con Luis Aguilar; o con la cuera tamaulipeca de Los tres Huastecos, donde interpreta a tres personajes, siendo Lorenzo “coyote” Andrade un personaje difícil de perfilar por su carácter sombrío, que lo alejaba de la personalidad chispeante de Pedro.

 

Un apartado especial merece Nosotros los pobres, considerada por los críticos de cine como el film que detonó su éxito internacional; a ésta se añadiría en 1948 Ustedes los Ricos y cuatro años después Pepe el Toro.

 

En su carrera fílmica, la ciudad de Monterrey estuvo presente en escenas de la Escuela de Música, donde dirige e interpreta el Corrido de Monterrey; o en Cuando Lloran los valientes donde canta Mi Lindo Monterrey.

 

Esta cercanía con los regiomontanos fue estrecha, en una de sus visitas a Monterrey descubrió el talento de Eulalio González “Piporro”, a quien invitó a participar  en la serie radiofónica Ahí viene Martín Corona y a actuar en la película El Enamorado (1948), en Pablo y Carolina y Gitana tenías que ser los escenarios regiomontanos y los personajes norteños estarían presentes.

 

De 1939 a 1956 Pedro filmó 61 películas. En 55 de ellas desempeñó un papel estelar, en las demás participó como extra con breves intervenciones, cantando o como artista invitado.

 

En vida recibió pocos reconocimientos, entre ellos hay siete nominaciones en la categoría de mejor actor por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, recibiendo el Ariel  por su actuación en La vida no vale nada del director regiomontano, Rogelio A. González Jr., con un argumento de Luis y Janet Alcoriza, sobre cuentos de Máximo Gorki, por citar algunos.

 

Fue nominado otras seis ocasiones como mejor actor: 1948, Cuando lloran los valientes; 1949, Los tres huastecos; 1950, La oveja negra; 1953, Un rincón cerca del cielo; 1954, por Pepe El Toro; y 1958 por Tizoc, por la que recibió de manera póstuma, el premio al Mejor Actor en el Festival de Cine de Berlín en 1957 y el premio Globo de Oro a la mejor película extranjera, otorgado por la prensa extranjera acreditada en Hollywood.

 

En 1994, en el famoso boulevard Paseo de la Fama en Hollywood, a la par de Sophia Loren y Charlton Heston, Pedro Infante fue reconocido con ‘su estrella’, sin haber actuado nunca en el país norteamericano.

 

En cuanto a la música, Pedro infante con su voz suave y entonada salió de Sinaloa con el deseo de consagrarse como un interprete, tuvo un principio azaroso, pero su suerte cambió y al llegar a la XEW en 1938, en pocos años quedó atrás el artista que ganaba 2 pesos por hora.

 

Interpretó el género ranchero, bolero, corridos, huapangos, valses y hasta infantiles. Quizá su canción más popular es Amorcito Corazón, de Manuel Esperón, que salió a la venta en 1949, dos años después del estreno de la película Nosotros los Pobres, donde la interpretó.

 

Desde su primera grabación y hasta el primero de diciembre de 1956, cuando acude por última vez a los estudios, alcanzó a dejar el registro de su voz en 333 temas para la disquera Peerles, así como 95 más para películas. En total Infante grabó 430 canciones.

 

“Si la disquera Peerles, ya desaparecida, le hubiera reconocido la venta de sus discos, Pedro Infante o su familia hubieran recibido 100 discos de oro, 30 de platino y 20 de diamante”, destaca José E. Infante Quintanilla en su libro Pedro Infante el ídolo inmortal.

 

Un accidente aeronáutico terminaría con la vida de Pedro Infante el 15 de abril de 1957. Sucedió en Mérida. Yucatán, cuando el avión en el que se dirigía a la ciudad de México se desplomó, en el lugar fallecieron el piloto Víctor Manuel Vidal y el mecánico Marciano Bautista, además de dos víctimas en tierra firme al momento de la caída del avión.

 

Para las personas interesadas en obtener más información pueden comunicar al teléfono 2033 9898, Ext. 112, visitar la página www.3museos.com o a través de Facebook y Twitter @3museos

Información proporcionada por el Museo de Historia Mexicana

 


Publicado en: Uncategorized Comment (RSS)

Dejar un comentario

Debes entrar para dejar un comentario.