Mother Of All un festival que unió generaciones

Mother Of All

El estacionamiento de la Arena Monterrey fue el recinto de la primera edición del Mother of All Rock Festival, evento al que acudieron más de 35 mil personas de muy variadas las edades para presenciar a los máximos representantes del glam rock.

La jornada comenzó con las chicas de The Warning, un trío de hermanas que recientemente han iniciado su carrera en festivales de rock. Interpretando temas de su más reciente disco XXI Century Blood y con el tema que lleva el mismo nombre, hicieron que el público, pese al sofocante calor, las apoyara con sus aplausos.

Para cuando los estadounidenses de Tyler Bryant And The Shakedown llegaban al escenario el recinto se iba llenando.

Buckcherry fue otra de las bandas a quienes les continuó el intenso calor, esto dio motivo para que Josh se quitara su chamarra y mostrara los tatuajes que adorna su piel.

Tesla encantó al público con sensuales movimientos y una sonrisa prominente que caracteriza a Jeff Keith;  su voz hipnotizó  a los presentes que alzaban las manos cada vez que se acercaba a ellos, como si quisieran tocarlo, al mismo tiempo que cantaban todos juntos.

Vince Neil, hizo que más de uno regresara a la nostalgia por otra de las ya desaparecidas bandas del llamado género glam metal: Mötley Crüe. Vince es considerado una de las mejores voces en lo que respecta a su género,  aunque se notaba en su voz un deterioro, sin embargo, para quienes lo siguen desde sus inicios esto no importó mucho.

Durante cada presentación era posible ver a los artistas, pues había cinco pantallas, es decir dos laterales, dos frontales y una detrás de los grupos donde era posible ver los detalles de los atuendos de cada banda. Repentinamente, las pantallas frontales mostraban imágenes incompletas, lo cual dificultaba ver desde lejos a los grupos.

Una manta con la mirada plasmada de Cooper, se desplazó ante los instrumentos, alimentado la curiosidad de quienes apenas llegaban a instalarse entre la multitud. Más rockeros llegaban y estando acostados, de pie o sentados sobre el piso, presenciaron el ingreso de Alice Cooper, quien entre canción y canción cambiaba de saco, tomaba un bastón o empuñaba una espada con dólares de imitación y los esparcía entre el público más cercano al escenario.

Cooper demostró mucha energía en el escenario, pues en un momento tomó una gran muñeca de trapo y danzó con ella con bruscos movimientos.

También usó un espantajo de zombie, con lo que asombró y divirtió mientras sus fans aplaudían y aclamaban el nombre de Alice. De pronto, unos globos en colores rojo, azul, amarillo y morado rebotaban entre el público, haciendo más divertida su presentación.

Cooper simbolizó una ejecución con una guillotina. Con esto se posiciona como todo un histrión ante la audiencia, que en todo momento atendió los gestos y movimientos del cantante.

Treinta y siete años tuvieron que pasar para que un empresario trajera de regreso a la ciudad a Alice Cooper, con 69 años de edad, Vincent ha unido generaciones, desde el abuelo que enseñó a su hijo  y quien ahora es padre que deja el legado a la generación más pequeña, y esto se vio en el concierto, la familia completa disfrutando del show del cual Alice es un  maestro.

La banda británica Def Leppard apareció después de las 11:00 p. m. El vocalista, Joe Elliott, dialogaba en español y  pidió a su público que cantara con él. También convino  a cambiar de vestuario, es decir, se enfundó en una chaqueta blanca y un sombrero aterciopelado de copa. Elliott tocó la versión acústica de “Two Steps Behind”, misma que fue coreada mientras los demás músicos de la banda tomaban un respiro. Al final de su participación, los integrantes se despidieron y comentaron que era su último concierto.

Se extrañó la presencia de Aerosmith. De hecho, algunas personas comentaron que solo iban al festival para verlos tocar, pues ellos, al igual que otras bandas de esa época, ya se están retirando. El festival culminó con juegos pirotécnicos que duraron alrededor de tres minutos, iluminando el cielo con formas y colores como pocas veces se ve en Monterrey.

En la página oficial del festival ya aparece un anuncio donde dicen “nos vemos en el 2018”, esperemos que al igual que esta primera edición sorprendan al público de México con un line up de primer nivel.

Estar en uno de estos conciertos puede llegar a hacer reflexionar a los fans, sobre todo porque en estos últimos años grandes del rock han partido, por ello, este tipo de festivales son a los que no puedes faltar, ya que no sabes si alguna de estas leyendas ya no regresará. Sin duda, fue una noche misteriosa y mágica con las grandes leyendas del rock.

The Warning

 

 

Bryant And The Shakedown

 

 

 

Buckcherry

 

 

 

 

Tesla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vince Neil

 

 

 

 

Alice Cooper

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Def Leppard

 

 

 

 

 

 

 

El público

 

 

Por: Sussy Robles

colaboración de Norma Rangel, Clark Flores y Sara Avendaño.

Fotos: Norma Rangel

Video: Norma Rangel- Jake Carmona

 

 

Añadir un comentario