Opeth en Monterrey

Opeth en Monterrey

Opeth es una banda sueca de metal progresivo con tintes del rock progresivo experimental de los años setenta y que ha mantenido un romance apasionado con México y particularmente con Monterrey, ciudad que han visitado en cuatro ocasiones, solo su participación en festivales han privado su presencia en esta ciudad desde su primer visita al Café Iguana en el 2009. La cita estaba pactada a las 21:00 horas y justo algunos minutos después sonaron los acordes de “Sorceress” incluido en su último álbum de estudio del 2016, seguido de “Ghost of Perdition” del álbum The Ghost Reveries del año 2005 considerado por los fans dentro de los tres mejores álbumes de la banda en su carrera, al concluir este tema se presentó el primer contacto artista-público y la concurrencia los recibió con el grito: “Miguelito”, “Miguelito” aludiendo a su vocalista y líder Michael Arketfeld quien tomó con buen humor el detalle. Al anunciar la siguiente canción destacó que era un tema que tenían mucho tiempo de no tocar en directo y que los nervios de hacerlo provocaban que se le cayeran los pantalones, el tema en mención era ” Demons of the Fall” de álbum de 1998 MY ARMS, YOUR HEARSE el cual fue ovacionado por los casi 1000 asistentes al concierto. “The Wilde Flowers”‘ “Face of Melinda” y “In My Time of Need” fueron llenando de fantásticos momentos musicales la noche, llegó el turno a “The Devil’s Orchard” del álbum HERITAGE publicado en el año 2011 y que provocó un conflicto fuerte entre los fans acérrimos de la banda, pues representaba la primera colección sin voces guturales muy características de las etapas previas de OPETH lo que incluso provocó una ruptura entre los seguidores de la banda y su líder quien en todo momento de la pugna sostuvo el argumento de que la banda no se había diluido sino por el contrario había avanzado a un plano superior en cuanto a musicalidad se refiere. El concierto siguió con el tema “Cusp of Eternity” del álbum PALE COMMUNION del 2014. Para destacar, la presencia de una pareja de novios a quienes el vocalista Arketfeld invitó a pasar al escenario y la idea era hacer la propuesta de matrimonio pero ante la pasividad de la pareja el líder se limitó a decir que era un paso difícil y que ellos tenían mucho trabajo que hacer, el momento demeritó el tema siguiente pues su vocalista dijo, en su gran humor característico, que era difícil sorprender a la concurrencia con el siguiente tema después de una propuesta de matrimonio, el tema fue “Heir Aparrent” seguido de “The Drapery Falls” de su última colección de estudio con la cual finalizó su actuación. El adicional fue el clásico “Deliverance” del disco homónimo el cual ha representado el tema final de sus últimos conciertos en Monterrey, un tema imperdible en su set list. Destacar el trato amable y agradecido de la banda en cada gesto de su público y la promesa de encontrarse pronto, fueron las palabras que sellaron este hermosa comunión entre artista y público que como describimos en un inicio se ha vuelto una agradable costumbre y que en esta ocasión tuvo una apasionada duración de más de 100 minutos. Estamos seguros que está no ha sido la última presencia de los suecos en tierras regias, sin embargo creo, muy a título personal, que ha sido una de las presentaciones más personales y disfrutadas por el público regio, quien al finalizar el concierto dio fe de ese bonito noviazgo que ha caracterizado a Opeth y Monterrey.

 

Opeth005

 

Opeth004

 

Opeth006

 

Opeth001

 

Opeth007

 

Opeth010

 

Opeth002

 

Fotos por filiberto Bautista escrito por Ivan Moreno


Dejar un comentario

Debes entrar para dejar un comentario.