Mad Max una verdadera OBRA MAESTRA del arte cinematográfico

 

mad max

Sería injusto decir que MAD MAX: FURY ROAD (2015) es sólo una película de acción, replanteamiento de su saga. Esta película es, por muchos elementos, una verdadera OBRA MAESTRA del arte cinematográfico, realizada por un artista de la dirección como es el señor GEORGE MILLER, apoyado en un guión que él coescribió. El manejo de la acción y de la violencia alcanza niveles de “poesía en imagen” me atrevería a decir, en cuanto al tipo de encuadres, al desplazamiento de la cámara, el uso de acercamientos y de cámara rápida para enfatizar ese derramamiento de adrenalina que genera, que son algunos de los recursos que el maestro Miller sabe usar magistralmente. Aunado a esto, está el contraste de colores para describir contextos, emociones y personajes, y el recurso de la música que puede pasar de un metal pesado a una sutil orquestación sinfónica. Por demás extraordinaria la forma en que nos describe para nuestros sentidos ese mundo caótico post apocalíptico plagado de locura por la supervivencia, lleno de personajes retorcidos (algunos muy a la Jodorowski) sumidos en su megalomanía; también con la desenfrenada simbiosis entre ser humano-máquina-combustible, con la muestra de esas alucinantes máquinas terrestres de alta velocidad y todo terreno (boquiabiertos nos deja ese carro de “orquestación metálica”). En este sentido de los personajes llama la atención la presentación de la figura femenina como la mesura, el raciocinio, la fuente de la vida que vertiginosamente se va apagando en este paranoico universo; aquí se tiene a la mujer madre, la mujer líder, la mujer guerrera, la mujer preservadora de la vida sea a través de la maternidad, sea a través de la agricultura, en esa simbología semilla-vida. Y ¿quién más podría liderar a estas mujeres? Pues la hermosísima y talentosa CHARLIZE THERION quien prácticamente nació para ser FURIOSA. Junto a ella, está el excelente actor británico TOM HARDY quien da vida a MAX, en un replanteamiento del personaje encarnado por Mel Gibson en la saga. Si ustedes son seguidores de MAD MAX, o si gustan de las cintas de acción, es por demás recomendable esta nueva entrega, pero si además saben apreciar y valorar el cine de arte, estético, reflexivo, y sublime, entonces MAD MAX: FURY ROAD es garantía de un disfrute a plenitud frenética.

Escrito por : Carlos G. Castillo Alvarado, baterista amateur, egresado de la licenciatura en Pedagogía, y de las maestrías en enseñanza de las Ciencias Sociales, y de Lengua y Literatura, de la Facultad de Filosofía y Letras (UANL). Colabora con cuentos y otros escritos en la revista Reforma Siglo XXI de la Preparatoria No. 3 (UANL).

Añadir un comentario